lunes, 17 de marzo de 2008

Una semana de vacaciones en Finlandia para recuperar la pareja.



Esta noticia se puede leer aquí en perfecto inglés :

El parlamento finlandés estudia conceder a todos los trabajadores una semana al año de "vacaciones del amor"

Tommy Tabermann, quien no por nada era poeta antes de convertirse en diputado en el Parlamento de Finlandia, ha propuesto que se garantice a todo trabajador siete días de love vacation una vez al año. Estas "vacaciones del amor", adicionales a las cuatro semanas de toda la vida, servirían según el legislador para "evitar que las parejas se desintegren" y para "ayudarles a encontrar de nuevo la fuente del amor".

Pues en esto, como en tantas otras cosas, Finlandia es diferente, para lo bueno en educación y para lo malo en tasa de suicidios y violencia machista donde también rompen las estadísticas. Pues a Tommy se le ha ocurrido que conviviendo se podrían solucionar los problemas parejiles, a lo que añado desde un punto de vista más al sur, o se podrían jorobar aún más. O sea, que no basta con los socorridos días de San Valentín, no basta con dormir todas las noches en la misma habitación, hay que salir de la rutina y dedicarle una semana a la pareja. Si no te inventas un día especial cada día, da tu relación por moribunda, pero claro, si el estado paga una semana de vacaciones pues puede estar de fábula, sobre todo para los abogados que llevan los "divorcios express".

A ver, y si la ponen aquí ahora que estamos que lo tiramos en materia social ¿aumentaría la vida media de las parejas que hoy está en caída libre? Opiniones quiero...

7 comentarios:

Iñaki Murua dijo...

¿Pagará también el estado los "udalekus" o vacaciones de los churumbeles, lejos de sus progenitores? ;-)

mikel dijo...

EHHHH!! Que se te ve la oreja, Iñaki!!!

Javier Vizcaíno dijo...

Ya... ¿Y quién controla que esas vacaciones las pasas con la pareja "oficial"? Porque a lo mejor es una forma de fomentar otra cosa...
Además, si miramos estadísticas de por aquí, resulta que los meses de vacaciones son aquellos en los que más separaciones y divorcios se solicitan. Es fácil deducir el motivo: las vacaciones obligan a estar más tiempo juntos y, por tanto, a que las parejas se den cuenta de que no se soportan. Mientras sólo se ven (como mucho) en el desayuno y la cena, la cosa es llevadera.

Iñaki Murua dijo...

Bueno, Mikel, por pedir... Igual los finlandeses han encontrado respuesta al tema.

JV, perspicaz apunte, jeje.
Lo de las estadísticas de divorcios recuerdo haberlo leído.

Juan Carlos Latxaga dijo...

Pues a pesar de la lógica pregunta de Iñaki y de las dudas más que razonables de JV yo quiero ser finlandés

mikel dijo...

JV: siempre pensando mal y como verás por mi redacción yo también me he leído las estadísticas.

Iñaki: Si es que los hijos dan tantas satisfacciONES... que por cierto es una palabra con mala rima.

Latxaga: Claro, para divertirte bebiendo como un cosaco, tú solo en casa, en las largas noches de invierno. Ah, no, para lo de la semana de vacaciones... No sé yo si más tiempo es solución de nada. Vivir de distinta forma el tiempo que hay puede solucionar muchos más entuertos de pareja.

kanif dijo...

¡ZORIONAK, MIKEL!