lunes, 29 de septiembre de 2014

De divulgadores y otra fauna. Wicho es un bicho.

Hoy voy a escribir sobre ese tipo de ahí arriba, Javier Pedreira, alias @wicho, uno de los tres perpetradores del blog número uno del estado, Microsiervos. Este fin de semana se ha celebrado un Naukas en Bilbao tal y como se viene haciendo en estos últimos cuatro años, dos días de conferencias de 10 minutos sobre divulgación científica con mucho friki en el estrado y entre el público. Como siempre, ha sido un éxito de público dejando pequeña la sala de 500 butacas del Paraninfo EHU-UPV, pero ese no es el tema aunque también saldrá.

Una de mis compañeras radiofónicas, Asun aka @esaotra, que ya salió en el post anterior, había quedado con este gallego gigantón y ya desde el jueves decidimos hacer una ruta turístico-gastronómica por nuestra villa, así que a media tarde quedamos. Yo tenía mis precauciones sobre este divulgador, una estrella de los blogs, un monstruo en el estrado, un tipo tranquilo en los pasillos pero demasiado cercano a los organizadores con los que no me he llevado demasiado bien por mis críticas a la descompensación de género del evento, un verdadero campo de nabos hasta este año. Desde el primer momento comprobé que estaba equivocado, que mis prejuicios hacia Wicho eran infundados, que es un gallego con mucha sorna y sobre todo y ante todo, que vive la ciencia con pasión, con mucha pasión. Sus explicaciones sobre el vuelo en caída libre, sus visitas a Cabo Cañaveral, sus sensaciones cuando observó en directo la resurrección de la sonda Rosetta, acabaron por convencerme que estaba delante de un celta noblote, observador y con un raro sentido del humor. Dos días de jornadas y otras dos salidas nocturnas han convertido a Wicho en alguien cercano con el que tenemos diferencias gramaticales, de altura y de kilómetros viajados, pero poco más, consonancia total.

Mis experiencias con otros divulgadores que han pasado por ese mismo estrado no habían sido del todo agradables, algunos de ellos están muy subiditos y te miran por encima del hombro, otros sabrán mucho pero ni idea de explicar a una audiencia con gente de todo pelo y aún otros no se dignan ni a dirigirte la palabra. Evidentemente hay excepciones, @xurxomar, @javierarmentia, @Pr3cog, @mimesacojea, @Milhaud@Jeibros, @joaquinsevilla, @feminoacid y un corto etcétera son de la pasta de @Wicho, gente enamorada de la ciencia pero no subida a un pedestal. Algunos otros me habían generado los prejuicios de los que he hablado al principio (Wicho diría "hablé"), pero he visto que también en esa fauna especial que se mueve en estos eventos hay gente muy normal, que fuera del estrado son hasta cálidos y que le pueden sacar punta a un queso de bola.

Explicar ciencia a una sociedad que lee poco, que no entiende los gastos en investigación o que mete a todo apasionado por esa disciplina en la tribu de la gente rara, es una tarea hercúlea. Parece que la gente a la que nos apasiona lo infinitamente grande y lo infinitamente pequeño somos esos seres raros que se juntan para hablar de sus frikadas, no sabemos comunicarlas y encima somos muy felices en nuestra tribu de cerebritos. Yo estoy con Einstein en eso de que "las cuestiones científicas se pueden explicar de forma sencilla, pero no demasiado sencilla" y en eso estamos. Al Auditorio hay que pedirle un esfuerzo, como cuando estás leyendo cualquier novela y no entiendes una palabra corres al diccionario a consultarla, en fin, despertar la curiosidad. Wicho y algunas personas más, para preparar esos diez minutos de divulgación, seguro que se han tirado horas, no para que su presentación de diapositivas sea la más molona, sino para llegar al público, a su cabeza y a su corazón, que se note que están enamoradas de la Ciencia y que transmitan esa pasión. No está al alcance de todo el mundo poder generar esa sensación pero cuando se consigue es algo más que un aplauso lo que se logra. Parafraseando el anuncio de esa tienda de ropa que es el suplicio de cualquier persona daltónica "LA CIENCIA ES CHULA". Y Wicho sabe explicarla.


Enlaces:

Los vídeos de las charlas AQUÍ

El vídeo de Wicho AQUÍ

Microsiervos, el blog de Wicho, Nacho y Alvy

Un juego que me regalo Wicho con una entrada en su blog. Aviso: es muy adictivo.



martes, 16 de septiembre de 2014

Javier Domínguez sabe hacer radio, los gestores de Radio Euskadi ni la oyen, ni la escuchan


Este post se parece a uno que ya escribí cuando Punto Radio cerró, pero tiene otro toque más íntimo. Antes de nada vayan ustedes al blog de Asun, alias @esaotra, lean una visión del tema que comparto al 100% y luego vuelvan. La explicación del entuerto a un nivel laboral está perfectamente dibujada en el texto de Asun, así que ni una coma voy a añadir. Yo voy a ir más a lo personal en los siguientes párrafos.

Conocí a JD hace mucho y fue gracias a mi afición radiofónica. Javi trabajaba en Más que palabras con Javier Vizcaíno, Cristina Álvarez, Itsaso Güemes y Loreto Larunbe, y organizamos una quedada para conocernos hacedores y escuchantes. Desde aquel día supe que a ese gigantón navarro le gustaba la radio que me gustaba a mí, fresca, ágil, muy interactiva, un medio de comunicación que enseña y entretiene al estilo del Libro de Petete. Nunca he sido demasiado fiel a ninguna emisora, he disfrutado con el difunto Juan Antonio Cebrián en La Rosa de los Vientos, con el señor Casamajor de Sardá, con Todo por la radio de la SER, con las historias de miedo y fantasía en Radio Nacional, y por supuesto, con varios programas de Radio Euskadi, como el ya citado Mas que palabras o los Pulpos de Graffiti, donde también trabajaba Javi. Digamos que soy un oyente con criterio. Con el mío.

Javier Domínguez comparte gustos conmigo y cuando montó La Noche Despierta, un programa nocturno de 5 horas, organizó secciones de esa radio que me apasiona, introdujo las redes sociales y me invitó a formar parte de la aventura. Gamberra (que no Ganbara) era una sección arriesgada porque dejaba hablar a gente de la calle sin censura, nunca nos puso una pega y mira que yo al menos soy un bocachancla del demonio, políticamente poco correcto y que se lleva mal con la autoridad. Alguna vez nos pasamos pero la noche confunde a los gestores que no parecían escuchar nuestras crudas opiniones. En ese espacio de libertad que era La Noche Despierta estábamos gente variopinta, Naiara, Patricia, Asun, Uxue, Traité, deslenguados en su mayoría, difíciles de controlar en antena. La cosa funcionó pero los gestores de Radio Euskadi decidieron cargarse el programa y dejar la noche para insufribles refritos, sin nadie al otro lado del micrófono, que, escuchen, es el secreto de un programa nocturno, leches!

Javi salió a Graffiti, un programa de tarde que llevaba años languideciendo, perdiendo punch y audiencia. Con la dirección del programa en su cabeza de monstruo radiofónico, JD rediseñó las secciones y consiguió una audiencia muy respetable para esas horas donde se hace difícil imaginar quién escucha la radio, de 20:00 a 22:00.

Este curso hemos hecho otra vez radio divertida, plural, dinámica, pero como bien explica Asun en su post, los gestores de Radio Euskadi han hecho una limpia disfrazada de OPE que es un ERE encubierto, un trabalenguas de siglas que se finiquita con despidos, con profesionales arrinconados a la espera de resoluciones judiciales o creyendo en la vuelta a la sensatez de los que toman decisiones pero no aman el medio que dicen representar. Estoy triste y cabreado pero no soy de papel, no me voy a quemar. Os invito a prestar atención en los meses venideros, cuando el desarrollo de los acontecimientos aclare la situación profesional y laboral de esas personas que llevaban años peleando por una radio pública de calidad.

Para acabar, ahí abajo pongo el audio de la despedida del Graffiti por mi parte, he decidido seguir el destino de mi amigo Javi y he silenciado mi voz en Radio Euskadi. No me arrepiento de nada de lo que dije, me pasé lo justo y en un minuto lancé flores y tiestos. Enhorabuena por su trabajo al que recibió las flores y para los que recibieron las macetas lanzadas a la cabeza, que les tarden en cicatrizar las brechas. La radio es un medio para transmitir sensaciones e ideas y sólo las cabezas bien amuebladas aprecian esa magia. A los demás ni agua.

AUDIO: DESPEDIDA DE GRAFFITI. SEPTIEMBRE 2014

Y así es como se despidió Javi del Graffiti y de esta etapa en Radio Euskadi. Genio y figura: AUDIO