miércoles, 7 de diciembre de 2011

Empezando la casa por el tejado... como siempre!


El que esto escribe no es un neoludita, más bien al contrario, es un geek del demonio, vamos, que le gustan más las teclas que a Merkel marimangonear Europa. A mi instituto acaban de traer 7 PDI, Pizarras Digitales Interactivas, dotadas de sostén para el  proyector, altavoces y un ordenador para gestionar el entramado (todo no ha llegado pero llegará). La semana que viene además montan la wifi porque van a traer y montar los armarios y los ordenadores netbook de Eskola 2.0, o sea, un desembarco de tecnología en toda regla. Mientras, los ordenadores de la sala de informática fueron comprados entre 2001 y 2003, esto es, no se les ven los pedales pero tardan en arrancar, dan infinidad de problemas y encima la conexión de Internet cuando están encendidos la mitad o así, va como el caballo del malo. Bien, hasta aquí la situación.

En la delegación de Educación nos han dicho que eso de que tarden 5 días en cubrir una sustitución es una medida de ahorro y de "adecuación de los recursos asignados", y que se ha ahorrado un montón de pasta dejando 5 días sin profe a una clase. Vale, "son tiempos difíciles", "os podéis arreglar", "ajo y agua", pero vamos con la "adecuación". Por el precio de colocar una PDI en una clase con toda su parafernalia de conexiones, sostenes y demás zarandajas, se podría renovar toda un aula de ordenadores, aunque sólo fueran las CPUs y mantuvieramos los monitores. Repito, y tengo hechas las cuentas, por lo que cuesta comprar y montar una sola PDI se pueden renovar 12 CPUs, que seguro que le íbamos a dar más uso que a una de esas pizarras. El párrafo final es el destroyer.

Somos 22 profes los que pasamos por esas clases y ¿sabéis cuántos saben manejarlas? Yo os lo digo: los 33 alumnos y alumnas de 1º de DBH que ya las han tenido los 2 años anteriores. ¿Profes? Ni uno..., bueno igual un par de ellos, yo incluido, porque nos apasiona esto de la tecnología, y punto pelota. En otras comunidades del estado antes de meter la tecnología han hecho cursillos de formación a saco, han conocido no sólo la herramienta sino de lo que se alimenta, las unidades didácticas, los sistemas interactivos de dar clase. En Euskadi somos más chulos que nadie y nos gastamos una millonada sin tener en cuenta LAS PRIORIDADES que desde luego pasan antes por un plan Renove de ordenatas (se usan más y el profesorado ya ha quitado el miedo a ir al aula de informática), que por poner lo último de lo último en manos de gente inexperta cuando no manazas profesionales. Eskola 2.0 cada vez se parece más al dibujo de @pvil que ya usé con su permiso en otro post, aquel que hablaba de Esquela 2.0.
PS: Y como podéis leer no me he metido ni una sola vez con ningún partido político, ni he nombrado a nadie en todo este entuerto. A veces omitir a los culpables es el mayor de los desprecios.

viernes, 4 de noviembre de 2011

Porra electoral 2011. 20 de noviembre

Algo facilito y sólo para el Congreso. Copias lo de abajo en los comentarios y pones los escaños que corresponden. En cada provincia he puesto los escaños que se reparten. Y nada de horquillas, número exacto.


Por si sirve de ayuda, en las últimas Generales de 2008, sin la Izquierda Abertzale los resultados fueron:


Bizkaia: PSE: 4, PNV: 3, PP: 1
Araba: PSE: 2, PNV: 1, PP: 1
Gipuzkoa: PSE: 3, PNV: 2, PP: 1
Nafarroa: UPN: 2, PSOE: 2, NaBai: 1


BIZKAIA (8)


EAJ-PNV: 
PSE-EE: 
AMAIUR: 
PP: 


GIPUZKOA (6)



EAJ-PNV: 
PSE-EE: 
AMAIUR: 
PP: 



ARABA (4)



EAJ-PNV: 
PSE-EE: 
AMAIUR: 
PP: 



NAFARROA (5)



UPN-PP: 
PSOE: 
AMAIUR: 
GEROA BAI: 
IZQUIERDA-EZKERRA: 






ACTUALIZACIÓN


Venga, ahora una fácil: ¿Tendrá el PP mayoría absoluta?


Respuestas posibles para calzar en los comentarios:



NO


y no hay más.


RESULTADO FINAL


Una vez comprobados todos los comentarios, de los 9 participantes los que más se han acercado han sido  Juanjo, pero que usó horquillas como buen politólogo que es y le resta credibilidad (ja!), GPdMG que sólo se equivocó en Bizkaia dándole un escaño más al PP y quitándoselo a Amaiur y el último participante, Ilarrea que minutos antes de empezar la jornada electoral acertó toda la CAV y sólo no adivinó la aparición a última hora del escaño de Geroa Bai, debidamente arramblado a UPN-PP. Por todo y por ello, declaro ganadores a GPdMG y a Ilarrea y espero que se pongan en contacto conmigo para pagarles una ronda adecuada de bebidas y pintxos. On egin y gracias por participar.

lunes, 17 de octubre de 2011

Cómo me enamoré de la lectura y otros cuentos contables (Epílogo)

Con este post acabo de momento la aproximación a cómo llegué a apasionarme con la lectura.

Después de mi adolescencia viajando en rutilantes naves o en tramas de intriga y terror, una vez devorado El Señor de los Anillos versión Discolibro o Círculo de lectores, tapa rosa y los tres libros juntos, llegaron las novelas de las que ya se hablaba en la tele (!) como El Nombre de la Rosa de Umberto Eco. Lo empecé subiendo en un autobús de la Uni, los inefables Saipal que solían ir petados. Conseguí sentarme en sus asientos naranjas y aquella mañana viajé a la Edad Media de la mano de Adso y Guillermo de Baskerville. En la media hora larga de viaje ya estaba enganchado perdidamente al universo de Eco, y aquel día y el siguiente no me vieron por clase. Ni a una fui. Las descripciones pormenorizadas que algunos se saltaban eran gloria y dulzura para mí, era jugar con los conceptos, escupirme desde las páginas "si me entiendes, eres inteligente". Apuntaba los conceptos arquitectónicos que tenía que mirar en el diccionario, me deleitaba con los diálogos entre las distintas órdenes de la iglesia discutiendo sobre si Jesucristo llevaba bolsa o no la llevaba, y sobre todo, me emocionaba con las averiguaciones que fray Guillermo hacía en sus interrogatorios. La tarde del segundo día después de empezar el libro lo acabé y nada más cerrar la tapa trasera del libro, le di la vuelta y empecé de nuevo. Me ha pasado con pocos libros pero lo de éste tuvo delito porque esa semana fue la de Eco. Ocho años después me volví a apasionar con otro de Eco, El Péndulo de Foucault, pero no llegó a ese extremo.

Para acabar con esta serie y volver al tono "discutidor" del blog, voy a hablar de una de mis últimas pasiones, J. K. Rowling. Un compañero de trabajo (¡gracias Koldo!) me regaló el primer libro de Harry Potter "en pago" por una chapuza informática (mi segundo oficio no remunerado es fontanero informático), y un mayo de 2001, creo, empecé la aventura del joven mago. Después de leídas unas cincuenta hojas, ¡cielos!, no me enganchó y decidí dejarlo para vacaciones. La segunda semana de julio, un lunes, lo retomé nada más levantarme y volví a intentar sumergirme en Hogwarts y... ¡zas!, la perdición. Desayuno y libro, camino de la piscina y libro, horas al sol y libro, tarde de sofá y libro hasta que se acabó. Al día siguiente me faltó tiempo para llamar a mi amigo Semi que tenía los dos siguientes de la saga y que fueron los que devoré durante esa semana Potter. La pasión por leer volvía a atacar.

Leer siempre es una aventura, y escribir sobre leer lo ha sido en estos post. Ojalá nuestros peques tuviesen aficiones así de sanas y en cualquier rincón los encontrásemos con un libro, ya sea de papel o digital, pero viajando entre letras, imaginando paisajes, caras y circunstancias, enamorándose de los personajes y viviendo con ellos y ellas epopeyas increíbles. Ojalá!

lunes, 19 de septiembre de 2011

Un inciso. Alkain nos quiere comentar cómo llegó al mundo de la lectura




Alkain es una abogada comprometida con mil y un causas a la que conocí en el MOC allí por los lejanos 90. Después de leer esta serie de post que inició el malagueño Ignacio Páez y que continué yo con las primeras tres entregas, Alkain me envió un correo con su vivencia. Le dije que lo reescribiera en un documento y que lo iba a calzar aquí como una aportación más en esta aventura del leer. Y así, tal y como lo ha escrito, espero que lo disfrutéis:




Mikel, ¡¡¡es un gusto leerte!!! No solo porque siempre me gusta hacerlo sino porque, en este caso, creo que habría sido la tercera pata de la mesa en la boda donde te encontraste con tu alma gemela en cuestión de lecturas infantiles. La verdad es que durante mi infancia leer fue una de mis mayores fuentes de placer. Lo hacía a diario, con voracidad, no solo novelas, también, y mucho, tebeos, pero cualquier cosa me servía para disfrutar como una enana (periódicos, revistas dominicales, la revista Integral que se compraba mi madre, Cambio 16, Tiempo, ¡¡lo que pillara en mi casa y en casas ajenas!!).


Y es que .... ¡¡el día no me daba para leer todo lo que quería!! Parece mentira, ahora sí que hay que hacer cabriolas para leer lo que realmente uno desea, pero en aquella época la sensación de frustración por tener que apagar la luz era constante (nunca tenía sueño) y siempre había peleas con mi madre (he llegado a hacer de todo, la clásica linterna bajo las sábanas, esperar a que se durmiera todo el mundo para encender al luz, encerrarme en el baño hasta que preguntaran qué me pasaba....) En fin, de todo.


Y dentro de este día a día, los había muy especiales, como los viernes, igualito que tú lo recuerdas, cuando mi padre volvía de Bilbao, del trabajo, y me traía los nuevos tebeos, ¡¡qué ganas!! Me acuerdo de todos los que tú me comentas (¿te acuerdas de en cuál de ellos se publicaba la tira de “diálogo para besugos"?). Y me acuerdo de los domingos leer “El pequeño País”, publicación que echo de menos ahora que soy amatxu porque era un estupendo vehículo para que los niños se engancharan a la lectura de los diarios.


Otro día memorable era el que iba a la biblioteca de mi colegio (no había en mi pueblo ni librería, ni biblioteca municipal, ni nada parecido). El fraile que se encargaba de la misma ¡¡¡ME ADORABA!!! porque no tenía seguidora más fiel. Todas las semanas, sin excepción, agotaba mi cupo de libros y comics (que era limitado, una pena porque yo siempre quería más, pero... ay, la burocracia, si total, casi no iba nadie). Los tebeos eran mi perdición, todas las colecciónes de Super Humor, con todos los clásicos más los no tanto, como sir Tim O'theo, Rompetechos, Superlópez, etc y cómo no, Asterix y Obelix, Lucky Luke, Tintín, Esther, las novelas gráficas de Salgari, Julio Verne, Blueberry, etc.


La verdad que hoy es el día que no puedo estar sin tener un periódico, una revista, un tebeo, un libro a mi lado (si abres mi bolso seguro que encuentras algo porque leo en el autobús, en la cola del banco, donde sea). Y... ¡¡por muchos años!!

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Cómo me enamoré de la lectura y otros cuentos contables (Tercera parte)



Sigo con la historia de mi idilio con la lectura, aunque quizá no lo haga en el orden cronológico correcto. Vamos a la década de los 60, a los años finales y con un Mikel con 7 escasos años que ya leía a buena velocidad. Unas circunstancias familiares hicieron que nos tuviéramos que mudar durante una temporada a Basurto, un barrio de Bilbao, a casa de un amigo de mi aita, Benito, lector empedernido desde siempre y hete aquí que debajo de una cama, en esos momentos de exploración que tienen los niños, zas!, me encontré una caja muy alargada llena de... comics! Hazañas Bélicas a saco, una porrada de esos que parecía libritos de Marvel y mucho más. Allí estaba yo, a tan temprana edad, devorando Estela Plateada, Spiderman y mi favorito, Thor (por cierto, la peli no me gustó demasiado). Esos héroes tristes de Marvel, con sus problemas familiares o personales, me comieron el coco. Me encantaban las interjecciones que ponían para ilustrar los golpes (Tump!, Scratch!...), los rayos (Shazham!, Fuzzle!...), y las peleas donde, a veces por los pelos, esos héroes triunfaban, pero sobre todo me gustaba cómo el guión, la letra, se ajustaba a lo que veía dibujado. Siempre he sido un manta en el arte del dibujo y todo lo suplía a base de dar complicadas explicaciones de las chapuzas que cometía en Plástica (eso da para otro post), pero la maestría de esos dibujantes me dejaba anonadado, y la historia que contaban y que yo devoraba letra a letra era ilustrada de un modo que mi fantasía hacía el resto. Cuando dicen que hay lectura adecuada para ciertas edades y otra que no, en fin, me acuerdo de lo que yo he vivido y me río mucho.

Otro de los muchos agradecimientos que tendría que dar a mi aita y mi ama en esto de haber criado a un lector compulsivo,  es el desvelo que tenían con comprar enciclopedias a plazos teniendo en cuenta las dificultades económicas que había en casa. Cuando ya fuimos avanzando en la EGB mi hermana y yo, y más adelante con nuestra entrada en el insti, en casa nunca faltaron los diccionarios enciclopédicos (el Durvan aún sigue allí), las enciclopedias temáticas de Salvat (de las Ciencias, Conocer el Mundo, de la Segunda Guerra Mundial...), la colección Dime (Dime quién es, Dime cuéntame, ...), libros temáticos como Las Maravillas del mundo o algunos de Cousteau, en los que me sumergía para salir con la cabeza llena de datos que me permitían ser un repipi en casi todos los sitios. Cuando veo ahora a Sheldon, el personaje de la serie The Big Bang Theory, recitando de memoria datos que a los otros les importan una higa, jo!, me parece que los guionistas conocieron a aquel Mikel diminuto que quería saberlo todo de todo. Es más, y esto en primicia: yo ya tengo elegido el epitafio que me gustaría que escribieran en la urna con mis cenizas: QUERÍA SABER, SABÍA QUERER.

En la adolescencia llegaron Tolkien y los filósofos por los que me interesé en 3º de BUP, y así Fromm o Nietzsche fueron también devorados, y por cierto, no me gustaron demasiado, pero si algo ha marcado mis lecturas desde aquellos tiempos, eso ha sido la Ciencia, así con mayúsculas. Para pasármelo bien y meter horas y horas leyendo en los sitios más inverosímiles, la Ciencia-Ficción ha sido mi compañera más fiel, desde Asimov a Clarke, desde Delany a Stanislaw Lem, ¡por dios!, ¡qué gozada! He viajado a los confines de la Galaxia, al fondo del ser humano, a lo más sórdido de nuestra especie, a mundos que no existen y a planetas improbables. Para aprender datos, datos y más datos he leído libros de Divulgación Científica a saco Paco, por el simple placer de saber de casi todo un poco y no demasiado de casi nada, es más, hoy es el día que aún leo con fruicción todo lo que tenga que ver con ambos generos, divulgación y ciencia-ficción. Es curioso, la fantasía nunca me ha enganchado, amigo Ignacio.

Cielos! Aún me queda nombrar a Eco y a otros muchos. Lo siento mucho pero habrá un post final.

sábado, 3 de septiembre de 2011

Cómo me enamoré de la lectura y otros cuentos contables (Segunda parte)



Después de los tebeos que consiguieron enamorarme de la lectura, llegaron los libros, los de verdad, con mucha letra y poco colorín, pero antes aterrizaron otros en casa. Eran de Bruguera y tenían tres páginas de texto y una de dibujos en plan comic, y luego se repetía la cadencia, tres, una, así lo que leías luego lo veías dibujado y muy resumido. Con esos libros empecé mi pasión por Julio Verne que más adelante me llevaría a mis otros idilios con Asimov, Clarke y todos los escritores de ciencia-ficción. No me olvido de otras colecciones que también llegaban a mi casa, a menudo de prestadillo porque dinero había poco, y que devoraba con gusto como Los tres investigadores o algunos relatos de Gustavo Adolfo Becquer o de Edgar Allan Poe que me pusieron los pelos de punta, y que leídos en Treviana, el pueblo riojano natal de mi ama, me hacían tener pesadillas en la vieja casa que crujía. Nunca pude con Enid Blyton y Los Cinco, o con lo que leía mi hermana de Torres de Malory de la misma autora. Si un libro no me enseñaba algo que podía luego compartir en público, zas! olvidado. 


Durante años me ha pasado algo curioso. Cuando cerraba los libros tenía la impresión de que la historia continuaba de alguna forma y así Ned Land, el arponero de Veinte mil leguas de viaje submarino, mataba más pulpos de los que había escrito Julio Verne, y el idiota de Axel, de Viaje al centro de la Tierra perdía a su adorada Graüben por ser demasiado tímido. Pero no sólo de lectura se alimentaba mi pequeño cerebro. Punto y aparte.


Un inciso. Siendo aún muy joven, con unos 10 años o así, di el salto a ser yo el escritor, y me acuerdo que diseñaba obras de teatro, preparaba el atrezzo, escribía los textos e involucraba a toda la clase. Las piezas eran sangrientas, con momias asesinas o vampiros sedientos y acababan con casi todos los alumnos muertos en un montón justo en el centro de la clase, pero nos lo pasábamos bien. Texto había poco e improvisación mucha, pero con el beneplácito de Carlos, nuestro tutor, hacíamos cosas curiosas. Cuando me preguntaban que de dónde había sacado la historia, les apuntaba a los libros que teníamos en las estanterías y a mi cabeza, porque la tele tenía un canal y nuestra querida Internet no era ni un proyecto, así que imaginación al poder y letras como instrumento. 


Otro de mis encuentros con la lectura y que trae de vuelta a los tebeos, era cuando me llevaban a cortar el pelo donde Antonio, un barbero amigo de la familia y que vivía muy cerca. Antes de entrar en esas casa que olía a Floyd, deseaba con todo mi corazón que tuviese gente esperando porque así me daba tiempo para enfrascarme en las aventuras de Jabato o el Capitán Trueno que el barbero tenía entre sus múltiples revistas. Para mí, un versado ya en el Tiovivo, Jabato o Capitán Trueno eran una copia de mi querido Corsario de Hierro, cuando resulta que era al revés, pero todos repetían el mismo esquema de grupo con tres elementos, héroe (enamorado de chica mona), brutote y otro con poca chicha y mucho ingenio, y daba la casualidad que nosotros, desde la más tierna infancia, siempre hemos sido un grupo de amigos de tres miembros, Josemi, Juanan y yo, así que todo encajaba.


Y como veo que aún me queda mucho que contar, pues esto va a tener una tercera parte. Se siente. Aviso: en la próxima entrega, todo el universo Marvel llegará a este blog, y Hazañas Bélicas, y Tolkien y más. Atentos a sus pantallas.



jueves, 25 de agosto de 2011

Cómo me enamoré de la lectura y otros cuentos contables (Primera parte)


Después del fenomenal relato de Ignacio Páez sobre cómo llegó al mundo de la lectura, el propietario del blog va a tener que esforzarse mucho para estar a la altura. Veamos. En mi casa, mi aitite y mi aita siempre han sido de lectura diaria del periódico, así que cuando veía de tierno infante a esos mayores tan concentrados en pasar la vista por esa carrera de hormigas de tinta, me imaginaba que debía ser interesante lo que allí había. Además, a las tardes y noches, ambos leían novelillas del oeste de un tal Estefanía, así que seguían dándole a ese pequeño vicio. Siendo yo muy pequeño (de edad que de estatura lo he sido siempre), me regalaron el cuento de un indio y yo, con mis tres añitos o así, me quedé con la copla de cuándo había que pasar hoja y lo memoricé, es más, aún me acuerdo: “El indio wachuki, pequeño chikawa, del árbol más alto, hizo su piragua; el arco y las flechas, allí colocó, y en el Río Grande, el niño embarcó”. 9 hojas, 9, con esos textos y unos bonitos dibujos que explicaban cada acción. De leer yo no tenía ni idea, pero mi aitite me llevaba a la fragua del pueblo de mi ama y allí dejaba alucinados a los otros amigotes de su edad con un nieto que sabía leer siendo tan pequeño. Pero demos un salto de un par de años más.

A decir verdad aprendí a leer más tarde que mis compis porque cuando yo entré a mi escuela en parvulitos, ellos ya llevaban un año haciendo algo con las letras, las sílabas y esas cancioncillas u oraciones tan moñas. Me acuerdo como si fuera hoy del primer día de clase donde conocí al que aún hoy es mi mejor amigo, Semi (le echaron por comerse una goma). Al salir le dije a mi aitite Miguel que yo no quería volver a ese sitio porque sólo se hacían dos sinsorgadas: cantar y rezar. Luego la señorita Mari, que encima era amiga de mi aitite, me cogió por banda y en tres meses ya leía, sumaba, restaba y lo que hiciera falta. Ahí empecé a ser para con la lectura lo que soy hoy, una esponja, esto es, leía por todos los sitios, cualquier cartel, cualquier etiqueta, cualquier papelucho que me encontraba. Necesitaba las letras y aprendí muy rápido a devorar páginas con una velocidad endiablada. Pero vamos a lo que va a ser la ligazón con el otro post de Ignacio, porque en mi casa todos los viernes a la noche mi aita traía TEBEOS después de echar la partida con los amigos. TEBEOS, sí, sobre todo el TBO y el TIOVIVO. Más adelante, ya en los 70 y cuando mi hermana se incorporó a la afición lectora (hoy también es una devoralibros), además de los antes citados arriba, llegó el PUMBY. En mi casa nunca ha habido dinero para casi nada y hemos sido muy espartanos, pero ese gasto que hacía mi aita cada viernes y del que él también se aprovechaba porque le encantaba leer, fue el inicio de una pasión, de un enamoramiento que como tantos otros, me ha durado toda la vida.

Bueno, esto se está haciendo largo para un post, así que hasta aquí la primera parte.

lunes, 15 de agosto de 2011

La afición a la lectura y los cómics (o los tebeos)


Hace un mes largo estuve en una fabulosa boda en Galicia y allí había mucha gente de la radio. Entre los asistentes encontré a un alma gemela, Ignacio Páez, un malagueño que hablaba mi mismo idioma en cuanto a cultura. Dándole a la sin hueso surgió un tema que nos preocupaba a los dos, la afición a la lectura, cómo encenderla y cómo mantenerla a tempranas edades. Ambos coincidíamos en que los tebeos, los cómics, podían ser una gran puerta de entrada al mundo mágico que hay en los libros y le pedí que escribiera algo sobre el particular. Ignacio ha cumplido y aquí lo traigo, con sus puntos y sus comas:


Yo y los cómics

Os iba a contar esto de una manera mucho más literaria pero he decidido que no os merecéis que os coma la cabeza, deleitándome mientras saboreo vuestros jóvenes y deliciosos cerebros a cucharadas; por lo tanto voy a ir al grano.
Yo era un niño raro… Siempre estaba jugando solo, inventándome batallas con mis guerreros de plástico o incendiando mi dormitorio con cañones que lanzaban cerillas a soldados japoneses empapados de alcohol que había robado previamente del cajón de las medicinas de mi abuela. No os podéis imaginar la de tortas en el culo que me dio mi madre cuando empezaron a arder las cortinas.

Ya os lo habrán contado vuestros padres. No teníamos ni PLAY ni MP3 ni IPOD ni IPAD ni Internet ni chat; realmente no teníamos muchas cosas. Por no tener ni tener amigos se me daba bien.
¿Por qué, diréis? Qué tío más pirado. Seguro que está en un psiquiátrico o es un asesino en serie. Realmente hubo una época en que consideré seriamente estas posibilidades. Yo tenía un problema y era grande… Era un niño tartamudo. Ahora ese problema se soluciona con 10 sesiones de un logopeda pero entonces… Era una auténtica P… Los niños se reían de mí en el cole. Muchas veces, cuando me preguntaba un verdugo vestido de sotana negra que me daba geografía, me sabía la lección pero me hacía el tonto para que los demás niños no empezaran a decirme ¡tartaja! y toda clase de lindezas.

Un día, al llegar a casa bastante, digamos, fastidiado, mi padre que era una gran persona me dijo “¿Quieres que te preste mis tebeos de Flash Gordon?” Al principio le dije que sí casi por compromiso porque iban a poner en la tele mi serie favorita LA FAMILIA MONSTER (una auténtica pasada, si podéis pillarla por ahí en alguna Web de las que todavía no se han cargado los chorizos de la SGAE os aconsejo que probéis con un par de capítulos). Bueno, cogí los cómics y no pude parar de leer; ¡impresionante! Igual os suena el argumento pero claro, este cómic es de 1930, cuando mi padre era pequeño, así que yo creo que fue GEORGE LUCAS el que copió: cohetes, pistolas láser, princesas que estaban como un queso, (y eso que la censura era brutal, luego en versiones posteriores ya las vi en condiciones), héroes guerreros y científicos avanzados, hombres león, hombres halcón, hombres que vivían en hielos eternos y debajo del mar, extraños animales y un emperador perverso ¿a qué os suena el argumento? Estuve toda la tarde leyendo y por la noche cuando me apagaron la luz cogí una linterna y seguí debajo de las mantas hasta que me quedé dormido.

No os voy a contar el rollo de que aquello fue mágico y desde entonces cambió mi vida (estas mentiras solo la cuentan los autores malos de relatos para jóvenes que son un peñazo de aúpa) pero me sirvió y me hizo ilusionarme. Y un día descubrí que había más gente en el cole que leían cómics y ya no estaba solo ¡Había más gente como yo! Y leí a TINTÍN, ASTERIX, THOR, LOS VENGADORES, TERRY Y LOS PIRATAS, EL PRINCIPE VALIENTE, MORTADELO Y FILEMÓN, EL TENIENTE BLUEBERRY, ALIX y aprendí a reírme más fuerte. Soñaba con viajes, con aventuras de caballería, con galaxias lejanas y seguí leyendo porque me atreví con un libro sobre Los Vikingos y después Las leyendas del Rey Arturo. Empezó a fliparme el cine y el Rock y me regalaron mi primera guitarra…
Ya tenía varios grupos de amigos: los de los cómics, los del cine y los de la música, gracias a la música una chica me dijo un día “oye, tocas bien” (absolutamente falso), ¡Colegas, me hablaba una tía! Seguí leyendo e imaginando. Mi cerebro había aprendido a abstraerse. Poco a poco empecé a estar más relajado, la música me enseñó el ritmo.

Por fin puede hablar con la gente casi sin tartamudear ya no pensaba en que un rayo los desintegrase a todos.

Terminé el bachillerato e hice COU. En el cine ponían el Imperio Contraataca. Al principio de los ochenta alucinaba con los dibujos de MOEBIUS y los demás humanoides. Mientras TOLKIEN me enseñaba la magia MICHAEL MOORCOCK me descubrió el Multiverso, Castaneda una forma libre de entender la espiritualidad, LED ZEPPELIN me acercaba al cielo en escalera, los ROLLING a montar en caballos salvajes, BODELAIR el surrealismo, EDGAR ALAN POE y LOVECRAFT me mostraron relatos oscuros, dioses maléficos, repugnantes seres babosos, criaturas abominables. Los viví tanto que empecé a perder el miedo a los hombres.

Y, ¡oh, milagro! Aprobé la selectividad con notable. Por aquella época decidí que lo mío era comunicar, me fui a estudiar la carrera correspondiente y el verano de primero de carrera unos amigos me propusieron hacer un programa de radio en una emisora donde podíamos hacer prácticas. ¡Yo, el tartaja, haciendo radio! Por supuesto dije que sí. Me encomendé a todos los dioses paganos que recordaba pero les dije a mis compañeros que trabajaría en control y pinchando los discos. Sinceramente no me atrevía a presentar el programa. El que hacía de productor (en aquella época para hacer un programa de música en FM éramos un equipo de cinco personas) llamó a un chico que era un poco mayor que nosotros para que se encargase de la locución y ¡atención! Llegó el día de salir a antena. Muy nervioso puse la sintonía. La clavé e hice la señal al locutor para que empezara a presentarlo. Pero el muy majareta no hablaba, movía los labios pero no hablaba. Yo a través del cristal del control le hacía señas a aquel pasmarote balbuceante la sintonía de entrada se terminaba y el muy c… no decía nada. De pronto con un estertor de muerte de su garganta salió…BUBUBUENAS NOOOCHES, ESSSSTAAAAAAMOSSSS en el programa… madre mía, estaba peor que yo. Bajé su micro y desde el micro de control presenté el programa completo. A los amigos les gusto mucho y el programa se hizo famosillo en la ciudad y me invitaron a muchas fiestas ese verano. Al fin había vencido mi problema, no sé si me ayudó más GANDALF o DYLAN THOMAS. Tal vez fuese CORUM con su parche negro en el ojo y su mano que atraía a ejércitos de cadáveres. Pero aprender a soñar gracias a los cómics y los libros me liberaba de mi problema y cuanto más me liberaba más curado estaba hasta que conseguí ser una persona medianamente normal. Bueno, como habéis podido observar estoy un poco regular, pero soy feliz, tengo un trabajo digno y creativo, hago cine pobre de serie Z, hago música, tengo pareja, viajo y he dejado de pegarle fuego a casa de mis padres.

No quiero terminar con ninguna sentencia moral, desde luego que no pienso darle una lección a nadie, yo os cuento un trozo de mi historia vosotros pensad lo que os dé la gana. Hacedlo siempre que no jorobéis demasiado al que esté junto a vosotros.

Agur… 


Y hasta aquí nuestro Ignacio. En el siguiente post contaré mi historia con los libros y también empezaré con los tebeos. Comentarios ahí abajo, please!

jueves, 11 de agosto de 2011

Pérdidas.

No, no voy a hablar de pérdidas en lo personal que este maldito verano ha tenido unas cuantas y muy dolorosas, sino de las que nos van a tocar soportar en cuanto empecemos el nuevo curso el 1 de septiembre. 


Leo con estupor el post de Jordi Marti, @xarxatic en Twitter, donde por su título, "De recortes educativos y sinvergonzonerías varias", ya sabemos de qué habla. Leed primero y luego volvéis aquí... ¿Ya? Pues eso, que con la disculpa de la crisis o sin disculpa que total para lo que nos vamos a movilizar lo mismo da porque da lo mismo, los recortes en Educación están a la orden del día. 


El curso que viene voy a ser el jefe de estudios de un pequeño instituto en la Bizkaia profunda, un insti al que llegué hace dos años y que en este corto periodo de tiempo ha visto cómo, sin una apreciable bajada en la matrícula, se han ido perdiendo 5 profes. Bueno, diréis, 5 no es un número muy alto aunque tenga una rima resbalosa, pero si el insti tiene 25 de plantilla es un buen pedazo. ¿Y cómo han conseguido la rebaja? ¿Han aumentado las horas lectivas? ¿Han subido ratios de alumn*s por aula? Pues no, es más sencillo. Cambian los criterios para las horas de apoyo, se ponen tacaños con las horas dadas a los proyectos educativos, endurecen las condiciones para ofertar ayudas educativas a alumnado con problemas, rebajan las dedicaciones a las IKT-TIC y con todos esos instrumentos afilados cercenan puestos de trabajo. Sin rubor. Luego dirán que todo es muy caro, que la educación pública es un derroche, que nos van a digitalizar las aulas y eso cuesta una pasta, pero lo cierto es que independientemente de la parafernalia tecnológica, hay otra labor que no se hace con maquinitas y que requiere esfuerzo, dedicación y... horas. Al gobierno vasco todo esto se la sopla, directamente, pero ¿y desde los instis  y las escuelas qué se hace? Ummm, a ver si queda bien explicado con una interjección: GLUB! o sea, tragar. 


Lo que está pasando, hipotecar el futuro educativo de los peques, es una vergüenza, pero ni nos indignamos, ni nos movilizamos, ni nada de nada. Igual nos merecemos todo lo que nos pasa. Igual es eso.

lunes, 6 de junio de 2011

Los movimientos 15M y DRY aportan debate a un país adormecido



Ayer día 5, el periódico Público resumía en un artículo muy extenso las iniciativas y las ideas que  vienen de esos dos movimientos emparentados, el 15M y el Democracia Real Ya. Me gustó ver en negro sobre blanco una serie de propuestas con las que comulgo a pies juntillas (no con todas y algun más añadiría yo). Haré un resumen del resumen respetando la entradilla que hace el autor, Pere Rusiñol.



21 ideas inspiradas en el 15-M

Muchas de las propuestas de Democracia Real Ya y de los indignados se aplican ya en otros países desde hace años o coinciden con sugerencias de expertos y del mundo académico

PERE RUSIÑOL

Los más entusiastas con el Movimiento 15-M están seguros de que se ha activado un resorte capaz de cambiar el curso de la historia, pase lo que pase en la Puerta del Sol. O al menos de condicionarla. Los más escépticos creen en cambio que el 15-M ya está languideciendo ante la falta de resultados concretos y que entramos en una nueva fase: la de las peleas internas que tan bien conoce la izquierda. Pero lleven las gafas que lleven, entusiastas y escépticos acaban viendo necesariamente lo mismo: a miles de jóvenes y a gente de todas las edades participando en asambleas en plazas abarrotadas haciendo trizas los clichés de borregos o de ni-nis. Y con un hambre voraz de nuevas propuestas para mejorar la democracia y de participar. Muchas de estas propuestas o esbozos de ellas en realidad ya existen. Público ha hablado con una docena de politólogos, sociólogos y expertos, ha buceado por centros de investigación y ha seleccionado 21 propuestas concretas que entroncan con las líneas prioritarias de Democracia Real Ya (DRY) y de las asambleas. "No existen fórmulas milagro o recetas llave en mano", advierte Joan Subirats, catedrático de la Universitat Autònoma de Barcelona. Pero sí hay ya intuiciones y realidades. Lo que sigue es un catálogo que no pretende ser exhaustivo ni "milagroso", sino recoger ideas que ya se aplican en otros lugares o que ya están muy maduras tras años debatiéndose en la universidad o incluso en el Congreso. Son sólo ideas. Y llevarlas a la práctica sale casi gratis.


          01 Ley Electoral más proporcional
    Propuesta: sistema más proporcional que no anule la voz de los territorios.
    Dificultad: exige la reforma de una ley orgánica y de la Constitución de 1978.
    02 Listas abiertas
    Propuesta: permitir que el elector pueda elegir a quién vota de una lista.
    Dificultad: exige la reforma de una ley orgánica, que requiere mayoría absoluta.
    03 Elecciones primarias para los candidatos
    Propuesta: elegir a los candidatos mediante primarias abiertas a toda la sociedad.
    Dificultad: debe ser asumido por los aparatos que controlan los partidos.
    04 Revocación del mandato
    Propuesta: dar a los electores la posibilidad de destituir a un cargo electo.
    Dificultad: exige la reforma de la Constitución y tiene mejor encaje en un régimen presidencialista.
    05 Iniciativa popular y referendos
    Propuesta: disminuir las restricciones para que los ciudadanos puedan promover referendos vinculantes o iniciativas legislativas.
    Dificultad: exige la reforma de la Constitución.
    06 Presupuestos participativos
    Propuesta: facilitar la participación ciudadana en la toma de decisiones entre elección y elección.
    Dificultad: algunos de los proyectos más avanzados en España han quedado en suspenso tras el 22-M.
    07 Memorias de participación
    Propuesta: incluir en las políticas públicas memorias de participación y de rendición de cuentas.
    Dificultad: ninguna.
    08 Consejos deliberativos
    Propuesta: implicación de ciudadanos en la toma de decisiones políticas.
    Dificultad: ninguna.
    09 Ley de Transparencia
    Propuesta: aprobar una ley que obligue a las administraciones a divulgar toda la información que tengan.
    Dificultad: ninguna.
    10 Las cuentas de la casa real
    Propuesta: hacer públicas las cuentas de la Corona.
    Dificultad: la obstrucción de los partidos mayoritarios.
    11 Acceso a las cuentas de los partidos
    Propuesta: fiscalización real de las cuentas de los partidos y acceso público.
    Dificultad: exige la reforma de la Ley Orgánica del Tribunal de Cuentas.
    12 El patrimonio de los políticos, público
    Propuesta: publicación del patrimonio completo de todos los cargos electos.
    Dificultad: ninguna. Ya existe en Castilla-La Mancha.
    13 Diputados a tiempo completo
    Propuesta: impedir que los parlamentarios puedan tener un bufete privado.
    Dificultad: ninguna. Una mayoría de partidos apoya la idea, pero no avanza.
    14 Políticos sin privilegios
    Propuesta: eliminar privilegios en las pensiones de los diputados y fijar criterios claros para coches oficiales.
    Dificultad: ninguna. La mayoría de partidos admite que hay que "racionalizar".
    15 Corrupción sin prescripción
    Propuesta: eliminar la prescripción en los delitos de corrupción.
    Dificultad: exige la reforma del Código Penal y de otras leyes orgánicas.
    16 Límites a los regalos
    Propuesta: establecer que cualquier regalo superior a 50 euros no declarado sea considerado cohecho.
    Dificultad: exige reformar el Código Penal.
    17 Algunos ERE, sin dinero público
    Propuesta: las empresas con beneficios que inicien un ERE deberán pagar el paro de los despedidos.
    Dificultad: exige una reforma legal ya encarrilada.
    18 Dación en pago para la vivienda
    Propuesta: que la entrega del piso cancele la hipoteca y la deuda con el banco.
    Dificultad: exige la reforma de la Ley Hipotecaria, que se debatirá en una subcomisión del Congreso.
    19 Registro anti-paraísos fiscales
    Propuesta: establecer un registro de mínimos que ayude a seguir el hilo del dinero hacia paraísos fiscales.
    Dificultad: cualquier iniciativa efectiva debe tener escala internacional.
    20 Tasa 'Tobin'
    Propuesta: establecer una tasa para las transacciones financieras especulativas.
    Dificultad: para que sea eficaz, debe adoptarse a escala internacional.
    21 Fiscalidad justa
    Propuesta: recuperar los impuestos de patrimonio y de sucesiones y gravar más las sicav y los dividendos.
    Dificultad: que, ante la libre circulación de capitales, baje la recaudación.
Añadiría yo algo sobre el desorbitado gasto militar, algunas medidas más de corte social y atención a ciertos colectivos, algunas cuestiones de corte nacional como el respeto a los idiomas de las comunidades y otro par de puntos sobre educación, modelos y valores, y me puedo conformar de momento. Volveré a ello en cuanto acabe el curso y su burocracia.


ACTUALIZACIÓN


Estos son los mínimos a los que se llegó en la asamblea del Arriaga el sábado a la tarde:



Se acuerda presentar en la asamblea de las 18:00 el esqueleto de la comisión de propuestas para que, si se aprueba, comencemos a dotar los bloques de contenido:

Eje 1-MÁS LIBERTAD, MÁS DEMOCRACIA

1. DEMOCRACIA PARTICIPATIVA:
1.1. Déficits democrático:
• Reforma de la ley electoral
• Separación de poderes
• Lucha contra la corrupción: Derechos y deberes del cargo público: Estatuto del cargo público.
• Transparencia y eliminación de privilegios:
• Mecanismos de control político de la ciudadanía.
• Medios de comunicación
1.2. Participación ciudadana:
• ILPs y referéndums
1.3. Derechos civiles y libertades públicas:
• Derogación de la Ordenanza cívica (Bilbao) (Atención las ordenanzas municipales no tienen rango de ley, son reglamentos)
• Ley Corcuera
• Ley de Extranjería.
• Ley “Sinde”

Eje 2- MÁS JUSTICIA SOCIAL/ DERECHOS ECONÓMICOS Y SOCIALES

2.1. Derogación de leyes antisociales:
• Reforma laboral.
• Ley de reforma de las pensiones (no afecta solo a la edad de jubilación).
2.2. Derechos de ciudadanía:• Derechos económicos: Renta Básica, AES, prestaciones.
• Derechos sociales: servicios públicos universales y de calidad, derecho a la vivienda, educación pública, sanidad…
• Igualdad: minorías étnicas, sexuales, feminismo
2.3. Regulación del sistema económico
• Control de la Banca: aumento de los impuestos y nacionalización. Eliminación de las SICAV. Sobre la Banca Ética habría que señalar que este tipo de banca es privada y que si recogemos la nacionalización se contrapone a la Banca Ética, que es privada).
• Lucha contra el fraude fiscal.
• Sueldo máximo para todo el mundo (polític@s, empresari@s, etc)
• Salario mínimo interprofesional digno
2.4. Derecho al medio ambiente:
• Apostar por el decrecimiento
• Cierre de las centrales nucleares/ apuesta por las energías renovables.
2.5. Cooperación y justicia con los países empobrecidos
• Abolición de la deuda externa
• Control de las empresas transnacionales.
• Tasa Tobin
• Control de la banca internacional


Brrrr... Sigo echando de menos algo sobre los presupuestos militares. Habrá que aportar algo al debate en cuando saque un rato.