martes, 15 de diciembre de 2009

Ara Malikian, ese genio libanés de origen armenio



El domingo, mientras Maialen Lujanbio ganaba su merecida txapela (Zorionak, Maialen!), estuve en el Teatro Principal de Vitoria-Gasteiz viendo una obra que es un poco concierto, un poco teatro y sobre todo una gozada: Cuentos del mundo: Armenia. Historia de un hombre feliz. El teatro estaba lleno de gente menuda porque está pensada sobre todo para ell*s, pero los adultos disfrutamos como salvajes. Esos cinco artistas llenaron el escenario de arte, magia, humor y una maestría increíble con sus instrumentos musicales, se metieron al público en el bolsillo desde el primer momento, y trenzando el cuento,  nos hicieron disfrutar una hora con su virtuosismo, y a mí se me pasó en un voleo, snif!.

Mención aparte merece Ara Malikian, el que está en el centro de la foto con un chaleco naranja, un genio capaz de tocar el violín corriendo, saltando, tumbado, en fin, estoy seguro que hasta lo puede tocar de forma sublime haciendo el pino. Ese malos pelos es simpático y dicharachero pero sobre todo es alguien que hace amar la música, y mira que yo no soy muy aficionado. Desde aquí lo aseguro: siempre que tenga ocasión iré a ver actuar a este genio.

Si tenéis oportunidad de ver este espectáculo es pecado mortal no asistir. Id con niñ* o sacad al que tenéis dentro y disfrutad. Es una orden. No me sean insumis*s.