viernes, 22 de agosto de 2008

Renovarse o morir, menos en el FÚTBOL

Cuando uno va a Pirineos se da unas palizas de muerte en sus montes, pero sólo hasta media tarde donde bajas fundido después de 8 horas desnivel arriba, desnivel abajo. De esas tardes de charla alrededor de nuestras bebidas rehidratantes surgió algo que últimamente ocupa y preocupa a mucha gente:

El FÚTBOL frente a otros deportes se está quedando obsoleto y aburrido (tanto en vivo como por TV).

Deportes de equipo como el baloncesto, el balonmano, el fútbol 7, el fútbol sala, el voleyball, todos o casi todos evolucionan pero el fútbol ese que tanto se empeñan en dar las teles, ese deporte jugado por millonarios (alguno de los otros también), sigue con reglas que, a la vista de mis compañeros de sufrimiento en las cuestas, o cambian o van a ver vaciarse los campos y las audiencias televisivas. Mis compañeros proponían una serie de modificaciones que dejo aquí a vuestro poderoso intelecto para que aportéis pistas:

  • Jugar en tiempo real, es decir, detener el reloj cuando no se esté jugando como en el basket. Ahora es vergonzoso ver cómo el tiempo real de juego de un partido de 90 minutos suelen ser de 40, o sea, que entre faltas, caídas simuladas, puestas de barrera, colocaciones y muchos metros por correr, SOBRA UNA PARTE así que jueguen sólo eso y la duración será parecida.
  • Expulsiones temporales, como en balonmano, de esas de 2 o tres minutos que le harían mucha pupa al equipo agresor y le darían mucho interés al juego a la vez que mejoramos el fair play.
  • Ojo de halcón, o poder ver las jugadas dudosas en pantallas que podrían consultar los arbitros, tal y como se hace hoy en fútbol americano o en tenis, y creo que hoy mismo se ha hecho en balomano olímpico.
  • Pintar una línea nueva entre el medio campo y el inicio del área grande a partir de la cual ya no hay fuera de juego. Esto ya se ha experimentado en categorías inferiores pero los millonarios de las ligas BBVA no quieren correr más de la cuenta.
  • Penalty-corner. Como en el hockey hierba. Se saca de donde confluyen la línea del área grande y la de fondo.
  • Saques de banda con el pie. Todos y desde cualquier sitio. Esto también se ha experimentado en categorías inferiores y no sé los resultados.
  • Tiempo mínimo para pasar de medio campo. Ya está bien de centrocuentismo.
  • A partir de 10 faltas o así, lanzamientos sin barrera. Por fin veríamos pocas faltas o muchos goles.
  • Se pueden hacer cambios como en el basket, o sea, todos los convocados pueden jugar, entrar y salir como en el balonmano también. La estrategia funcionaría mucho más que ahora.
  • A partir de cierto número de tarjetas se pierden puntos en la clasificación.

Y una de miscelánea:

Prohibir la entrada de familiares en las competiciones de deporte base, esas donde padres y madres se afanan en insultar al arbitro o en gritarle lindezas a su hijo/a como "mátalo", "dale, que no pase", "si es que tu entrenador no tiene ni idea"...

Hala! ahí queda eso. Seguro que los futboleros tienen algo que decir.

martes, 12 de agosto de 2008

En un banco a la orilla del Támesis se leía...

Aunque parece publicidad del cuarto canal de la BBC, me hizo gracia que la chapa estuviese clavada en el respaldo de un banco que mira al Támesis y que tiene como paisaje gran parte del Londres monumental. Todos necesitamos un sitio para pensar y algunos también usamos una pantalla y un teclado para ese menester. Sugerente.