jueves, 29 de noviembre de 2007

SALADO


Una especie de ejercicio de estilo que escribí hace mucho. Que sirva para demostrar a los que me leen que a pesar de los sarcástico, de lo agresivo que suelo resultar, como le pasa a JV, yo también tuve y tengo mi corazoncito. Quecaro, seguro que te parece pedante y presuntuoso.



¡Qué fatuas son las palabras cuando intentan describir lo indescriptible! Y lo he intentado en vano, y no me salen. Mis dedos se niegan a poner en palabras humedades, y mis manos son mudas si les pido que me cuenten cómo es el terciopelo de tu piel. Mis labios enmudecen si les ruego que me describan un beso, y hace tiempo que mis ojos no me relatan lo que ven en las centellas de los tuyos.

Nos gusta el mar a ambos, y el mar sale de nosotros en fluidos, y nos mece, y nos refresca y nos acalora a un tiempo, y todo sabe salado, y todo huele a libertad. Aventuras inconfesables de dedos, arrullos de jadeos, respiraciones agitadas, tacto, presión, silencio. Un roce deja paso a otro roce, un beso abre el camino a otro, y el pelo que se enreda, la boca que resbala, la mano que se ciñe a la ternura, el nombre que se escapa. Allí firmeza, aquí ligereza, frío y calor a un tiempo, y apretamos los ojos en la oscuridad queriendo ver más allá de nuestro placer, más allá, mucho más allá.

Y jugamos, y ganamos, y volvemos a jugar con reglas nuevas, y aprendemos teoría en la práctica y práctica en la teoría, sin prisa pero sin pausa. Y un Universo nos espera, salado, cálido, tierno. Nuestro.

Ahora que la piel ha dicho sus palabras, ahora que el roce se columpia en tus senos, ahora que se suspira en lo blando, ahora se siente el silencio. Y se visita el paraíso en cada caricia, y se exploran galaxias en cada mirada y se encienden pasiones en los húmedos labios, en un beso. La Luna ya no está en el firmamento, ha viajado para quedarse en tus pupilas y allí la veo, y allí trepo como Cyrano, y de allí caigo en cada parpadeo.

Y ¿sabes?... Te siento.



Y dentro de nada, los anuncios de la tele.

11 comentarios:

Iñaki Murua dijo...

Mikel, ¿te tocaba el día moñas?
No te reconozco en el texto, seguro que hay otra mano, ¿eh Queca?

sonia dijo...

Qué va Mikel! ni me parece presuntuoso ni pedante, me parece que es lo que un hombre sensible y enamorado puede escribir de su pareja.
El tener ironía y mala leche no creo que va reñido con la sensibilidad y el amor.

Hay momentos como describes, que son indescriptibles quizá sea así porque son registrados por sentidos : tacto, gusto, olfato que interfieren en su información con vista y oido en las áreas del cerebro.
No podemos describir más que en un lenguaje de placer y deseo y ambos son del orden de la sin-razón (gracias a Alá A Dios Y BUda que es así).

Lo que describes lo reconozco , con unos hombres unas cosas con otros otras, cada hombre te hace reconocerte diferente.
"De cada uno según su capacidad a cada uno según su necesidad...ya sabes el marxismo aplicado al amor";)
me ha gustado tu texto, porque lo has tenido que sentir, pensar cómo lo escribías, escribirlo, borrar...hasta quedar satisfecho.
Yo antes escibía poesías, poesías algo raras como yo, en broma-serio-surreal-bondadosas.
No sé como describiría ahora el amor...
Creo que de sólo pensar en ello me ahoga una cierta nostalgia repleta de recuerdos....
" yo soy como el chile verde, llorona.......picante pero sabroso "
Creo que eso me dice desde el interior una Sonia que se tapa mucho ahora...
Para no caer amorosamente herida en un infierno-cielo.

" si porque te quiero quieres , llorona , quieres que te quiera más , si ya te he dado la vida llorona ¿qué más quieres?, ¿quieres más? "

besos, mikel.

Javier Vizcaíno dijo...

Uy, uy, uy... ¡Podría destrozarte con eso, hacerte añicos, pulverizarte, licuarte... (y stienes suerte de que no tengo a mano el diccionario de sinónimos)!
¿Te dieron el cambiazo y en vez de vitriolo te pusieron natillas?
Lo siento, Mikel no cuela. Todos hemos utilizado esa estrategia alguna vez, y donde decíamos "amor", queríamos decir... ¡amor!
(Archivo el texto en una carpeta bautizada "Para cuando dejen de ser amigos míos")

kanif dijo...

¡Este lo llegas a enviar a los microrrelatos del Graffiti y te lo publican!

mkl dijo...

Respuestas pa'tos:

Iñaki: eran otros tiempos, otras circunstancias vitales... ay, ya sabes... qué va!, de vez en cuando me da por practicar de Cyrano, y no es necesario que esté ni enamorado, de hecho cuando escribí eso estaba de secano desde hacía más de un año. Como soy un procrastinador de mi*rda, tengo relatos de todo pelo y señal por ahí, algunos feministas, otros ecologistas, historias de fantasía, cartas de amor, fábulas, et., o sea, lo que se dice, soy un autor prolífero. Ya iré calzando alguno por aquí. Ah, y también tengo una novela a medio hacer que se titula El aroma de lo natural, y va sobre un Ginkgo biloba hembra.

sonia: pues ya ves, debe ser que tengo buena memoria porque no estaba ni enamorado aunque a lo largo de mi vida lo he estado y mucho (y lo estoy ahora). Lo del marxismo sentimental me lo tengo que pensar. Jo, con toda la creatividad que tenemos tendríamos que ponerla toda en alguno de estos sitios virtuales y llenar Internet de nuestras mamonadas.

JV: Poco miedo me das porque sabes que los que derramamos vitriolo por las encías, muchas veces somos corazones con piernas. Y sí, hablaba de amor+sexo, qué pasa???


Kanif: Por cierto, no tienes la sensación de la pérdida de calidad y de calidez del Graffiti de Eitb?
Pon mi nombre en Google "mikel ortiz de etxebarria" y verás más de esos relatos por ahí. Uno de abejas y zánganos le gustaría mucho a quecaro.

balentxu dijo...

Aupa Mikel.
¿Qué se puede decir de tu comentario? Que parece un 'copia y pega' de algún escritor consagrado.
Pero como todos sabemos que no es así, pues eso:

CHAPEAU!!!

mkl dijo...

balentxu: gracias por el piropo pero no tengo remedio y de vez en cuando escribo moñadas, otras opiniones cargadas de TNT, y las más de las veces, pues eso, lo que me sale.

Otro ejercicio de estilo, y os puedo asegurar que no iba dirigido a nadie, y lo pongo aquí en comentarios porque pongo otro post como éste y JV me crucifica en las ondas:

MERLIN

Siempre que me pongo delante del papel, creo haber equivocado el oficio. Hoy me gustaría poder ser un ladrón, un malandrín del pasado que pudiese robar el Gran Libro de los Conjuros de Merlín. Y te estarás preguntando ¿para qué?. Pues la respuesta emana de ti. Por arte de birli-birloque desearía con toda la fuerza del Cosmos, que este papel que ahora sostienes en tus manos, pudiese transformarse en cálidos dedos que te acariciasen, en tiernos ojos que te hicieran estremecer con la fuerza dócil de su mirada, en dulces labios que recorrieran tu rostro, tu cuello, tu cuerpo en fin, llenándote de placer.

Ese poderoso hechizo haría que las palabras que la tinta dibuja en la blanca superficie de la cuartilla, tomaran vida y entre trémulos roces en tu pelo, penetraran en tus oídos, como la brisa de una mañana primaveral a la orilla del mar, y te susurraran palabras de amor. La sabiduría de Merlín me permitiría convertir la áspera textura del folio en suavidad sublime de pétalo de rosa que, en un grácil vuelo fuera depositando en cada uno de tus poros, la ternura y el aroma que mi pobre cariño no sabe expresar con palabras.

En la última "abracadabra" pediría que este hilo interrumpido que es la escritura, se hiciera continuo y de un solo trazo dibujara delante de esos rutilantes ojos tuyos, el bosquejo de los míos y que nuestras miradas se cruzasen, cuajadas de destellos, de esperanzadoras promesas de encuentro bajo las estrellas. ¡Desearía tanto poder amarte en la cercanía! Pero hoy invisibles barreras de espacio y tiempo, de convencionalismos sociales y absurdos miramientos, hacen que este abrazo requiera brazos kilométricos, este beso la fuerza infinita de una tormenta y este "te quiero" el volumen atronador del viento. Aún recuerdo nuestra última jornada juntos, disfrutando segundo a segundo de las caricias mutuas, los nada furtivos besos, las dulces palabras pronunciadas casi en silencio. Mirábamos al futuro con la esperanza de aquellos que marcan sus pasos con firme decisión, de los que encuentran en el amor, fuerza arrolladora y valentía sin límites.

Añoro la tersura de tu rostro, la fluidez de movimientos de tus ojos que, a veces y bueno es reconocerlo, atolondraron al mortal que ahora te escribe esto. Mis labios ahora resecos, rezumaban humedad después de una excursión por los tuyos, o por tu cuello, o mejor aún, por tus desnudos hombros. La piel de mis manos necesita de nuevo recorrer con delicadeza, como lo hacía antes, el terciopelo de tus cabellos, la firmeza de tus caderas o el enervante calor de tus senos. Te quiero, te amo, te deseo y espero que esto no sean sólo palabras que el vendaval mezca en su caprichosa danza. Dicen que los sentimientos atraviesan las más consistentes paredes, las más abismales distancias, y que incluso si son de verdad, pueden y deben romper con todas las barreras sociales, con todas esas fronteras que a menudo nos autocolocamos los humanos. Entre nosotros ni el espacio, que es salvable, ni el tiempo, que siempre ha sido nuestro aliado, van a ser enemigos a batir, y supliremos con cariño y ternura lo que estas negativas circunstancias han robado a nuestra relación. Volveremos a vernos pronto, y de nuevo, con la emoción del primer momento, nuestros cuerpos se enlazarán en un eterno abrazo, nuestros labios serán sólo un par y ese amor que nos profesamos escanciará a torrentes, deseo y caricias por doquier. Mi piel te necesita y todo mi yo desea fundirse contigo. Nada más que cinco letras, T E A M O. Solamente un Universo de pasión.

balentxu dijo...

Bueno, bueno, Mikel.
No te pases, que estás rozando la chulería;-)))
Un abrazo.

kanif dijo...

Siempre tiendo a pensar que mis recuerdos me engañan y mi percepción del nuevo Graffiti está mediatizada por ellos y por la relación que tenía con el anterior programa/equipo pero, si quieres mi opinión sincera, para mí el actual Grafiti... naufraga.

Itsaso dijo...

Hay muchas canciones que podrían resumir lo que escribes…La lista es infinita, pero voy a elegir una: hoy me quedo con la canción Zure begiek de Mikel Markez. ¿qué te parece mi elección?. Ahora, una cosa te voy a decir: para definirte como pacifista y antimilitarista describes al detalle las “luchas cuerpo a cuerpo”… :-)

mkl dijo...

Sí,Itsaso, y piel con piel. Tengo descripciones aún más detalladas y es que soy ya muy mayor y tal y como Roge, yo no he viajado mucho por otros países, pero he visitado unas cuantas geografías epidérmicas. Por otra parte, Cyrano es mi inspiración y él muy pacifista no era, no.

Un regalito para la peque malhumorada:

"Al fin y al cabo, ¿qué es, señora, un beso?

Un juramento hecho de cerca;

un subrayado de color rosa que al verbo amar añaden;

un secreto que confunde el oído con la boca;

una declaración que se confirma;

una oferta que el labio corrobora;

un instante que tiene algo de eterno y pasa como abeja rumorosa;

una comunión sellada encima del cáliz de una flor;

sublime forma de saborear el alma a flor de labio

y aspirar del amor todo el aroma".

Edmond Rostand – (Cyrano de Bergerac).
======================================

Aunque es mejor en francés.

CYRANO:

Un baiser, mais à tout prendre, qu'est-ce?

Un serment fait d'un peu plus près, une promesse

Plus précise, un aveu qui veut se confirmer,

Un point rose qu'on met sur l'i du verbe aimer;

C'est un secret qui prend la bouche pour oreille,

Un instant d'infini qui fait un bruit d'abeille,

Une communion ayant un goût de fleur,

Une façon d'un peu se respirer le coeur,

Et d'un peu se goûter, au bord des lèvres, l'âme!