jueves, 17 de septiembre de 2009

La culpa de todo la tienen LOS SIETE PECADOS CAPITALES (II)

LA PEREZA, LA SOBERBIA y LA ENVIDIA han estado en el origen de muchas de las catástrofes humanitarias, ya sea por no hacer nada para prevenirlas, por consentirlas al considerar inferiores a quienes las padecían o por pensar que encima quieren ser como nosotros. Ilusos!

Para finalizar un dato sangrante: El número de hambrientos supera por primera vez los mil millones. Y la cosa es que alimentos para todos debe de haber sólo que a algunos les pierde LA GULA.

Y claro, la iglesia católica siempre ha dicho que la solución sería no pecar en ninguno de los 7, y que hasta tenemos las reconfortante virtudes teologales, FE, ESPERANZA y CARIDAD para ayudar. Ja!

Pues eso nos queda, majetes.

No hay comentarios: