viernes, 19 de diciembre de 2008

Un torturador habita en el 70% de los humanos



Un experimento demuestra que bajo la influencia adecuada, el ser humano es capaz de cosas "inquietantes"


PÚBLICO - Madrid - 19/12/2008 20:56

Cada vez que las noticias hablan de un genocidio, suele surgir la pregunta: ¿cómo es posible que personas que hasta entonces llevaban una vida convencional se transformen de repente en monstruos?


En 1963, el psicólogo de la Universidad de Yale (EEUU) Stanley Milgram respondió a la pregunta con un experimento de resultados desoladores.


Milgram reclutó voluntarios a los que se informaba de que iban a participar en un experimento, consistente en administrar una descarga eléctrica a un sujeto cada vez que éste respondiese erróneamente a una pregunta.


Los voluntarios ignoraban que las descargas eran falsas; la víctima, un actor y ellos, los auténticos sujetos del experimento.


De modo sorprendente, ocho de cada 10 voluntarios siguieron apretando el botón –aunque, según Milgram, con gran estrés–, incluso cuando la corriente subía de 150 a 450 voltios y el actor dejaba de gritar para fingir desmayo o muerte.


45 años después
Jerry Burger, de la Universidad de Santa Clara (EEUU), ha repetido el experimento de Milgram.

Los resultados se mantienen: el 70% de los 29 hombres y 41 mujeres continuaban apretando el botón. Ni siquiera otro actor que irrumpía en escena cuestionando el procedimiento lograba disuadirlos; confiaban más en el científico.


Según Burger, bajo la influencia adecuada, el ser humano es capaz de cosas "inquietantes".



Ostras Pedrín!!! Lo de que el hombre es un lobo para el hombre (Homo homini lupus) va a ser algo más que un aforismo de Plauto hace más de 2000 años. Hoy venía con el periódico una peli, Saw, y trata sobre la tortura que el protagonista ejerce a las personas que él mismo considera que "no valoran su vida, han transgredido límites humanos de lo aceptable o la han malgastado en perjudicarse a sí mismos o a otros". Toma ya!

Los Homo sapiens sapiens parecemos capaces de lo mejor y de lo mejor, de ser buenecitos, sobre todo en estas fechas de maratones sacacuartos, o de lo peor, y no hace falta irse a Guantánamo o a Abu Ghraib porque por aquí cerca se dan o han dado en cuartelillos, zulos o improvisados interrogatorios al uso.

Y algunos aún piensan que el ser humano es bueno por naturaleza. JA!

6 comentarios:

kanif dijo...

Por eso necesitamos la evolución al Homo ex nuovo. Somos un homínido muy antiguo.

javi dijo...

¿¿ Homo sapiens ??.
¿¿ Quien ?, ¿¿ nosotros ??.
Nosotros somos el eslabon entre el simio y esse deseado homo.
Creo que el gordo a tocado en en el Ayto. de Baracaldo.

javi dijo...

ha tocado.

el jukebox dijo...

Al que le interese el asunto puede leer una novela reciente sobre el tema, 'La excepción' (Ed. Mondadori) en la que se describen detalladamente estos experimentos que se han llevado a cabo, en una trama que tiene lugar en la oficina de un observatorio internacional de Derechos Humanos.

Iñaki Murua dijo...

Lo de cosas inquietantes con la influencia adecuada es lo que me pasa a mí después de estar con Mikel :-D

(incluso chatear puede ser la influencia adecuada, jejejeje)

M i K e L dijo...

JAJAJA Sois unos marcianos más que Homo sapiens. El otro día vi Ultimátum a la Tierra y de lo poco rescatable de la peli es lo que dice Klaatu de nosotros: "sois un problema para el planeta, así que si no estáis tiene salvación, pero si estáis lo mataréis".

Una cosa inquietante que salió por "influencia adecuada", querido Iñaki, fue el blog MQPzaleak, y goza de buena salud, ¿no?

Un lametazo para todos!