sábado, 12 de abril de 2008

La épica del fútbol o cómo no ver más allá del esférico


El ínclito Juan Carlos Latxaga ha escrito una loa al fútbol que me ha levantado ampollas. "Hay quien no se entera de nada relacionado con el fútbol porque mantiene su aversión a lo que los intelectuales, o pseudo intelectuales, definieron como el panem et circensis franquista". Pues querido Juancar, yo soy ese "quien". Veamos qué dice eta eztabaidatuko dugu:

Todos los sentimientos humanos se sucedieron con intensidad a veces insoportable hasta llevar al personal del paroxismo de la desesperación a la felicidad rayana con el orgasmo, y viceversa.
Todas las virtudes y todos los defectos, todas las grandezas y todas las miserias que es capaz de albergar el ser humano, fueron visibles y patentes anoche en aquel campo de fútbol.

Ejem, querido Latxaga, ¿estamos hablando de un partido de fútbol? O sea, que en 120 minutos de carreritas de esos 22 millonarios en calzoncillos (21 porque expulsaron pronto a uno por una animalada), se pudieron ver los defectos que suelen adornar al ser humano como la xenofobia, la práctica de la tortura o el matar al otro por placer, y también vimos la generosidad de dejar meterse un gol, el compartir la pelota y el amor que se profesan en los córners en forma de caricias en el culo.

El afán de superación del débil contra el tesón del poderoso, el espíritu de supervivencia frente a los golpes más bajos de la fortuna, la solidaridad con el compañero y el valor para hacer frente a la responsabilidad propia, la fe en las propias posibilidades hasta el último aliento, la capacidad de levantarse después de caer, no una sino varias veces.

La lucha del débil contra el fuerte, del pobre contra el rico, del proletario contra el aristócrata, la rebelión del chico de barrio que reivindica su orgullo de origen. Todo eso y mucho más fue el partido que jugaron anoche el Getafe y el Bayern Munich.


El chico de barrio, ese equipo modesto que es el Getafe, tuvo un presupuesto de 36 millones de euros en el 2006 (unos 6.000 millones de pesetas), o sea, que este año será algo mayor. Que los alemanes tengan 5 veces más no es óbice ni cortapisa para tratar de justificar la barbaridad que es el fútbol actual. Y eso por no hablar de donde vienen las estrellas de esos equipos, como Uche de Nigeria, donde la inmensa mayoría de la población vive con un euro al día, o la caterva de brasileños y argentinos que hay en el Bayern y que vienen a hacer las Europas.

Si nos dejamos llevar por la pasión de dar pataditas a un balón, esas piernas no nos dejarán ver el bosque de un deporte que desata las más bajas pasiones, palizas y asesinatos incluidos, que mueve una millonada mucho más útil en otros menesteres y que monopoliza toda la atención dejando al resto de deportistas en anónimos que no merecen tanta literatura de "débil contra fuerte, pobre contra rico". Y por último, llamar "proletario" a esos privilegiados es como llamar inteligente a Bush, por no hablar del "orgullo del origen" de una plantilla donde ni en un equipo ni en otro hay más de un 15% de gente de la localidad.

Para que todo no sea crítica, alguien del blog FactoriaTV escribió algo mezclando matemáticas y deporte. Como ves, amigo Latxaga, cada uno lo mira desde su lado:

Dos equipos muy diferentes se enfrentan hoy a las 20:45 en horario español, por un pase a las semifinales de la UEFA. En FactoriaTV, hacemos una comparativa de como debería quedar el partido si el futbol fuese simplemente matemática.

Si comparamos el número de plazas de sus campos, Getafe 17000 por Bayern Munich 66000, el partido terminaría con un 0-4 a favor del Bayern.


En número de socios, el lider de la bundesliga, es tambien lider de socios como club más laureado de Alemania 98000 socios. El Getafe, por contra, cuenta solamente con 12000 socios, lo que daría un resultado favorable al equipo aleman de 0-8.


El presupuesto del club, Getafe unos 32 millones de euros, Bayern de Munich, unos 150 millones de euros, el partido quedaría 0-5.


Eh, sin acritud...

5 comentarios:

Iñaki Murua dijo...

En plan rápido, Mikel, que esta entrada da para unas cuantas quedadas ;-)

Vaya por delante que a mí también me gusta el fútbol, y no sólo el de "élite".

Por tocar sólo un punto, en muchas de las comparativas que haces depende, como en casi todo, de dónde pongamos el término de comparación

Javier Vizcaíno dijo...

Como he dicho en el blog de Latxaga, la cosa es que estoy de acuerdo con muchas de las cosas que ha escrito... pero también con tu aplastante contrargumentación.
Voy a tener que apuntar lo que Iñaki Murua en otro de sus apuntes recientes: Fútbol es fútbol. (Y además, es así)

Juan Carlos Latxaga dijo...

Mikel, ¿has oído hablar de la relatividad de las cosas?. Yo mismo, sin ir más lejos, soy un multimillonario al lado de un indígena del Amazonas y un mendigo al lado de Bill Gates.
¿Has oído hablar de los recursos literarios, de la hipérbole, de la metáfora...?
¿Consideras la tortura o matar al otro por placer sentimientos humanos'?.
¿Entiendes por generosidad dejar que te roben la cartera?
Caterva: Multitud de personas o cosas consideradas en grupo, pero sin concierto, o de poco valor e importancia. Utilizado también en sentido peyorativo. (del diccionario). De verdad tienes a los brasileños y a los argentinos en semejante consideración?
Cuando vas a un concierto ¿también ves sobre el escenario sólo a un millonario vestido de colorines dando voces, con el Mercedes aparcado a la puerta, mientras miles de negritos mueren de hambre durante las dos horas que dura el espectáculo? ¿O tú sólo vas a los conciertos de Paco Ibáñez?
¿Qué tienen que ver las matemáticas con lo que dicen los de FactoríaTV?. ¿Mediante qué operación extraen esos resultados?.
La verdad es que yo creía que la fobia al fútbol era una cosa del pasado, pero ya veo que todavía quedan resistentes. Lo tienes que pasar fatal.

mikel dijo...

Vayamos por partes dijo el forense.

Relativizar es una de las mejores salidas si no quieres acabar mal de la azotea y saber que hay grises además de blancos y negros. Se pueden relativizar muchas cosas, un ejemplo: una epidemia de gripe aviar podría matar en unos meses unos 200 millones de personas; mucho dirás, pero bueno, es RELATIVO porque ya somos cerca de 6.500 millones según las últimas estadísticas planetarias. Se puede relativizar lo que sea, pero las cuestiones que tocan al fútbol de élite suelen ser bastante absolutas: juegan millonarios contra millonarios, y lo son para la inmensa mayoría de la población si de lo que se trata es de comparar para relativizar.

Los RECURSOS LITERARIOS son lo mejor de tu texto, el problema es dónde se inspiran

Yo hablaba de DEFECTOS humanos, porque tu hablabas de defectos y virtudes, no sentimientos a los que tengo en mucho aprecio.

Aunque el equipo de Laudrup y Uche pierda por 20 a 0, ambos no van a dejar de cobrar su ficha que ya de por sí es astronómica, así que creo que si les roban LA CARTERA no llevarán ni un chavo. Ronaldinho hace poco aseguraba que él nunca lleva dinero encima porque le pagan todo. Punto.

Lo de CATERVA era por explicar lo de grupo de argentinos y brasileños que según quién les pague son más de Munich que la cerveza, o de Berlín, o de Bonn pero eso sí, alemanes a carta cabal. O como los de aquí, que consiguen la nacionalidad a la misma velocidad que el currito del hormigón, aunque hayan nacido en el mismo barrio de Rio de Janeiro. Esta figura literaria se llama ironía.

No suelo ir a CONCIERTOS y cuando voy lo hago invitado, y sí que pienso eso del millonario que canta (gruñón que es uno), sobre todo si el que está en el escenario es de esos que me trata de ladrón porque bajo sus canciones de Internet, mientras él sigue viviendo (y cobrando) de una canción que escribió hace 20 años.¿A ti te pagan por los textos que escribiste hace 20 años? Ah, Paco Ibañez, ni fu, ni fa.

Lo de las matemáticas era claro, dividían presupuestos, números de socios o de asientos en el campo de uno y otro equipo y les salían proporciones, que curiosamente se dan en 2. y 3. de ESO, dentro de la asignatura de matemáticas. Algo tendrá que ver.

Y ya que has nombrado una palabra que empieza por FO, fobia, no intentes buscar en el diccionario otra que también empieza por FO, FOROFO, porque no viene. Eso sí, hay sinónimos más o menos cercanos que empiezan también con EFE como fanático, y de esa sí conocemos su sentido, hasta el peyorativo. Y creo que si con todas las veces que me he metido con cuestiones políticas, sociales o culturales, tanto en lo tuyo o como en lo de JV, sólo sean las diatribas de orden futbolístico las que te afilen los colmillos, el forofismo y tú estáis muy cercanos.

Como verás, no me lo paso fatal, sino fetén si seguimos con las efes.

Ah, y sin acritud que mi blog se llama EZTABAI y es para esto.

quecaro dijo...

La cosa que en el futbol al final siempre sale el tema del dinero.
No sé, quizá admita mejor que Ronaldiho dando patadas y corriendo por la banda sea millonario al presidente del BBVA que está todo el día jugando al interés más conveniente para cargar a las hipotecas y préstamos para dar beneficios a los jugadores del equipo banquero contra el equipo de otro banco en la liga de las élites bancarias.
Por poner un ejemplo.

¿qué quereís, prefiero ver a los millonarios corriendo!
¿que los sueldos no reflejan el esfuerzo, el sacrificio y la gratitud eso está clarísmo!

¿cuánto dinero se debiera dar, pagar a un medic@ que te pone un higado, u riñón, que te hace un puente coronario, que te drena un tumor subdural..o que te da una radioterapia y te controla un tumor?

Pero esto es otra historia.
Yo me preguntaría: ¿qué tiene el futbol que levanta tantas pasiones, para bien o para mal?
¿qué esconde a nivel inconsciente?

Más o menos.

!Viva la República!