lunes, 30 de abril de 2012

Blogs, parloteo o la batalla continúa


La inefable @loretahur en su blog planteaba el otro día que los blogs han muerto debido a la dictadura del microblogging, de mensajes cortos muy típicos de Twitter o el parloteo de Facebook, o del último bar de Internet que es Pinterest y sus hijos bastardos. Parece que el post era una de esas reflexiones que se hacen en blogs sobre la muerte de las blogs, una especie de pescadilla que se muerde la cola, un argumento cíclico que lleva rondando la blogosfera desde hace un tiempo, pero @loretahur iba un poco más allá y tocaba el tema de la eterna lucha entre personas introvertidas o extrovertidas. Vayamos por parte que dijo la forense. 

Cuando nacieron los blogs, los que siempre hemos tenido mucho que contar al mundo encontramos una forma de expresión que nos llenaba sobremanera, y escribiendo, escribiendo, a veces textos cortos, otras veces parrafadas, otras poesías o comentando las fotos que insertábamos, nos sentíamos pertenecientes a ese mundo de comunicación que se abría a nuestros teclados e imaginación. A mí me costó entrar en el microblogging porque siempre he sido muy propenso al rollo, a explicarme hasta en exceso, y así desde el primer momento Twitter me pareció una forma de blogueo para cobardes como lo expliqué en el Bazar de los locos. Ahora parece que la batalla se está inclinando del lado del texto corto, de las pequeñas joyas de 140 caracteres o de los minicomentarios en los blogs que tienen algo interesante que decir, pero no es así del todo. 


Resulta evidente que hay miles de blogs que no aportan nada (éste que estas leyendo puede ser uno), pero hay otros que son los que retroalimentan las redes de microblogging, que aportan mucho más de lo que se puede decir en minitextos donde hay que encajar las palabras con calzador, ser original, dicharachero y caustico todo a la vez. En un blog puedes escribir largo y tendido, argumentar, insertar fotos, gráficos, explicar tus ideas, entrar en polémica en los comentarios, hacer columnas de opinión o poesías de ocasión; en los minitextos ni se te ocurra hacer nada de eso ¿Que hoy cuesta más ponerse a escribir aquí que allí? Sí, y la prueba es que este texto lo tenía empezado desde el 2 de abril y hoy es 30 y aún no lo había publicado ¿Que hay más lectores que van a leer mi tuit donde voy a anunciar este post que los que van a pasar por aquí? También, pero tal vez alguno comente aquí y allí, todo se retroalimente y más gente lea estas frases. De momento creo que ambos estilos pueden y deben convivir, como buenos vecinos y no como enemigos, pero veremos qué dice la audiencia.


Para acabar he de decir que muchas veces me meto en unas filípicas tremendas en Twitter, y es muy difícil discutir en 140 caracteres teniendo en cuenta que has de mantener la argumentación y las esencias del pajarito, esto es, texto directo, juegos de palabras, sarcasmo y mil cosas más. Alguna vez a mis contertulios les he propuesto pasar a Google + que para mi gusto tiene una plataforma adecuada para la discusión, sin límites de texto y con una interface ágil y agradable (además de espartana que es lo que me gusta), pero la sombra de Facebook es muy alargada y prefieren parlotear en esa red del chismorreo con comentarios cortos e insulsos, jo! Veremos qué ocurre en los próximos meses o años, y veremos si somos capaces de hacer convivir la argumentación larga y sosegada de un blog con el picoteo de por ahí fuera.


PS: Respecto a lo de la introversión o extroversión creo que prepararé otro post; y otro sobre infoxicación. Ser un procrastinador trae problemas, lo sé. Y me gusta!

11 comentarios:

Javi de Ríos dijo...

Pues básicamente estoy de acuerdo de arriba a abajo (no te acostumbres). Básicamente yo creo que los que llevábamos un blog con más o menos constancia lo seguimos haciendo en gran proporción, y los que abrieron blogs únicamente porque era la única forma de contar cosas en su momento ahora tienen otras vías. Sin más. El blog sigue teniendo un punto valioso: es tu txoko, único, personal e intransferible.

Mikel Ortiz de Etxebarria dijo...

Pues yo básicamente estoy de acuerdo con tu comentario de arriba a abajo (no te acostumbres!). JOJOJO!

Loretahur dijo...

¿Así que tenías ganas de bronca? xDDD Pues como soy una retorcida, he de decirte que estoy de acuerdo con tu post. De hecho, creo que voy a cerrar mi blog ( ;-P ) porque no sé expresarme adecuadamente. Yo no postulaba que los blogs han muerto (de hecho, me ponen mala los "guruses" que matan tecnologías día sí, día también...) sino que, tal y como comenta Javi y tú mismo en el post, las frecuencias han bajado. Y hablo por mi propia experiencia: antes no es que publicara todos los días, pero casi y siempre tenía un tiempo para hacer esa reflexión. Sin embargo, ahora me cuesta un mundo (vagancia mental). Todo ello enfocado desde mi experiencia personal, que no será la única ;-)

Lo dicho, que estoy de acuerdo con tu post ;-P

Uxue Etxebeste dijo...

El día que consiga condensar todo lo que me derraman las neuronas en una frase sin subordinadas, en un sustantivo sin adjetivar o incluso, si se diera el caso, se me seque mi verborrea desenfrenada, igual entonces, disiento.
Por el momento, de acuerdo en todo por escrito y por hablado, ya lo sabes.

Mikel Ortiz de Etxebarria dijo...

Jo! No va a haber bronca porque estoy de acuerdo contigo, Loretahur. Al 100%, pero no creo que cierres tu blog jejeje

Uxue, potxola, a mí me pasa parecido. Soy un pelín menos barroco que tú, pero muy, muy poquito, eh! Blogs power!

Josu O. dijo...

Es que a mi 140 caracteres no me dan pa ná ;-)

Iñaki Murua dijo...

Ya ves que algunos irreductibles al menos seguimos en esta especie de aldea de Asterix, comentando incluso.

Anda, y yo que pensaba que lo de espartano iba con connotación negativa ;-)

Orbe dijo...

Menos mal! Yo llevo unos meses con el blog y ando enganchado, menos mal que no están ya muertos, pero sí la gran mayorí de mis amigos, clientes, familiares no han leído un blog jamás, la maoría ni el mío. Bueno, un saludo, buenas reflexiones para un novato, me ve reflejado en la necesidad de contar.
@orbe70

Shatik 1-3 dijo...

No me digas que se me ha ido el comentario... Con lo que me ha costado escribirlo!!! Lo vuelvo a intentar:

Decía que estoy de acuerdo con casi todo lo que dices, incluyendo que escribas otro post nuevo tocando el tema de introversión/extraversión (o sea, que ya estás tardando...).

Pero me gustaría incidir especialmente en una cuestión que has planteado, esa referencia a aquellos que tenemos tanto que contar... Porque a pesar de que seamos casi 7000 millones de personas las que estamos aquí y parezca que nada original se puede decir, cada palabra nuestra, con su verbo y su adorno, es irrepetible, y puede tener un valor en sí mismo para unos cuantos, que no tienen porque ser miles, ni cientos, pero sobre todo lo tiene para uno mismo, y sólo eso ya sirve. Mikel ha escrito un post basado en otro que leyó en el de loretahur, y a mí me ha generado otra reflexión que no cabe en 140 caracteres y que me temo que como comentario de post me puede quedar algo. Pues eso, que esa es la magia de la comunicacion de estas bitácoras.

Claro, como yo procrastino más que el que ha escrito este post, pues el mío tardará; pero llegará, uy que sí llegará... ;-)

Mikel Ortiz de Etxebarria dijo...

Querida y nunca bien ponderada Txuri: el post sobre intro y extroversión está cociéndose en el lóbulo frontal izquierdo.. o el derecho.... o alguno. Estoy de acuerdo con el valor de la comunicación y las oportunidades que da este medio, y en eso estamos, algunos nos enrollamos más, otros menos, con mejor o peor intención, jejeje.

Anónimo dijo...

pero que dices txikillo Mikel que no eres bueno ajjaja