sábado, 6 de noviembre de 2010

Me ha escrito la consejera de Educación. Yupiii!

La consejera Isabel Celaá me ha escrito una carta, bueno a mí y a todo dios que trabaja en esto de la tiza, y dice cosas muy gordas. Vayamos por partes que dijo el forense:

1.- Nuestra gran jefa escribe: “Para la escuela pública vasca, no es un año escolar cualquiera. Por primera vez, sus centros acogen un mayor número de alumnado que los concertados. De hecho, un 77% de la población encuestada manifestaba que la enseñanza pública funcionaba bien, bastante bien o muy bien.. Bien, o sea que hasta ahora los de la concertada nos ganaban por goleada pero ahora resulta que ganamos y no es por lo que apunta después de lo bien valorada que esté, no señora, es porque con esto de la bendita crisis muchas familias no pueden soportar esos pagos fuera de toda ley que hay en la supuesta enseñanza gratuita y concertada (todas esas palabras juntas son imposibles). Mucha gente ha abandonado la concertada y ha pasado a la pública, no por su excelsa calidad (que la tiene, sin duda) sino porque los curas y las monjas cobran hasta por los cuadernos, los bolis y los calzoncillos de gimnasia.

2.- Isabel sigue: “Estoy convencida que esta confianza mayoritaria de las familias tiene mucho que ver con su actividad profesional, tal y como comenté en la presentación del nuevo curso en un centro público”. Un poco de peloteo no está mal, pero como el halago reblandece que dicen algunos, pues no me creo NADA.

3.- Celaá poniéndose medallas: “La escuela pública vasca es una historia de transformación y mejora continuada desde aquel ya lejano año 1992, en el que planteamos dos importantes proyectos al Parlamento vasco que luego se transformaron en leyes: la Ley de la Escuela Pública Vasca y de Cuerpos Docentes propios”. En el 92, año famoso por las Olimpiadas, la Expo y el AVE, el PNV gobernaba con el PSOE pero creo que eran los socialistas los que se encargaban de Educación ya que al PNV no le ha gustado nunca demasiado el mundo de las pizarras, así que bien puesta la medalla pero... continúa: “Está siendo clave para ganar en equidad, inclusión e igualdad de oportunidades; ha demostrado su capacidad para impulsar el euskera y avanzar en el bilingüismo equilibrado al que aspira este país; y ahora puede ser pieza fundamental en la modernización tecnológica y científica, la activación del aprendizaje de una lengua extranjera y la formación integral de la persona”. Uyyy! Lo de bilingüismo equilibrado me suena horroroso y hasta tendencioso pero viniendo de una profesora de inglés puede ser hasta enfermizo.

4.- Después de un punto y aparte, el siguiente párrafo empieza con una “Y”, “ye” dentro de nada, algo con muy poco estilo literario. Vamos a la pomada que ahora vienen cuando la matan: Y lo debe hacer en un contexto económico difícil y de grandes esfuerzos, motivado por la caída de recaudación de las diputaciones forales y la inquietud en los mercados financieros internacionales que afecta de forma decisiva a la economía de nuestro país”. En este país resulta que el Gobierno Vasco no tiene pasta si no se la dan las diputaciones y nuestra ínclita Isabel se encarga de soltar la puyita, claro. Ya tenemos la entradilla para lo que viene en el siguiente párrafo:

Hemos procurado que los ajustes practicados sean compatibles con la estabilidad en el empleo del profesorado, la formación, o los mecanismos de incentivación a la función docente y directiva.

Ummm, mi insti, que es muy pequeño, ha sufrido el latrocinio de 2 profes y medio. En uno más grande y que puede ser el que marque la media, el de Laudio, tienen un grupo de alumn*s más y han pasado de 84 profes a 79,5. Más datos de estos serán publicados en breve, así que eso de la estabilidad del empleo que me lo expliquen. Parece que lo intenta en el siguiente panegírico: “De hecho, el gobierno ha incorporado 1.000 plazas más a la plantilla orgánica docente. Esto quiere decir que mil puestos de profesor que antes eran coyunturales han pasado a ser estructurales y se cubrirán mediante los mecanismos ordinarios del concurso. También seguiremos adelante con las ofertas de empleo público. Y lo haremos igualmente con los programas de formación que se amplían”. Vamos, que han dado cierta estabilidad a interin*s pero no se sabe ni cómo ni hasta cuando. 
Luego en un tono que si lees en voz alta parece que se está disculpando, dice que va a haber más OPEs (lo obliga la ley, majita) y que en formación no van a ahorrar ni un euro. Vaya, justo esta semana hemos recibido en mi insti y en los de toda la zona la notificación de aceptación de los proyectos de innovación pedagógica, y de casi todas las listas se han caído uno o dos. Por no hablar del sangrante sistema de cubrir las bajas que han hecho, cuando no ponen sustitución al docente en 5 días, en los que tenemos que suplir su baja como podemos, tanto si ha dejado trabajo preparado (sí, tenemos trabajos “preventivos” preparados por si caemos de baja), como si no.

5.- El último párrafo es el escrito por el asesor de imagen, ese lleno de palabras de 500 euros que no dicen nada y que no reflejan el sentir de las aulas. No se lo pierdan:

Proseguiremos con las líneas de actualización tecnológica y lingüística, el apoyo a la ciencia y la investigación o la educación en valores que hemos puesto en marcha. La escuela pública vasca es ahora la opción mayoritaria, la que más confianza genera, pero sólo se mantendrá en el liderazgo si está a la cabeza de la modernización”.

AMÉN!


Fíjate si seré educado que le voy a devolver el saludo a mi consejera:

En este contexto, reciba nuevamente un cordial saludo y ánimo en su trabajo”.

Vale, me limpio la espuma de la boca y publico esto. Que así sea.


MATXINADA 2.0 YA!!!

10 comentarios:

Mikelz dijo...

Muy bien, el problema es que mientras se siga financiando a la privada el dinero de la publica (por definición) sera menos del debido. La financiación de la privada es un elemnto mas del sistema de clases para que los ricos no se mezclen con los pobres.

M i K e L dijo...

Toma ya! Y luego el que dice impertinencias políticamente poco correctas soy yo! Bravo, Mikelz! Más claro no se puede decir.

Josu Garro dijo...

Por alusiones? No. Por que me da la gana, pues SI. Me parece una gran reflexión aunque creo que podrías ser aún más divertido en tu comentarios. Vamos que tengo la impresión que te has contenido y mucho. Estoy de acuerdo en que hemos tenido un transvase importante entre concertada y pública al igual que está habiendo entre privada y concertada, pero no todos los centros concertados cobran hasta por las tizas. Me parece que quienes critican la concertada que no privada con ligereza y desconocimiento caen en la misma falta de estilo que nuestra amada y nunca suficientemente laureada consejera.
A pesar del parrafillo de calzoncillo deportivo me ha gustado tu exposición y me descubro admirado a tu verbo fácil.
Un saludo y abrazo.

M i K e L dijo...

Sí, me he contenido, pero es que reservo unas sorpresas para más adelante. Conozco la concertada de Bilbao y te puedo contar los precios de los chandals de Jesuitas Indautxu, o su empeño en que sólo se usen sus carpetas de gomas con su logotipo. Lo de las permanencias de pago a la hora del jantoki merecería otro post, pero de todos es sabido que la inmensa mayoría de la concertada cobra por nimiedades, a veces, poco, y muchos pocos son un mucho. Igual en Askartza Claret nos pueden aclarar de dónde sacaron el dinero para hacerse su magno polideportivo cuando hasta los propios curas comentaban sin rubor las subvenciones generosas que obtenían del recién estrenado Gobierno Vasco. ¿Quieres un informe sobre pagos que se hacen en la concertada que tendría que ser gratuita? Pues antes de que acabe el año sabrás más.

Por cierto, el verbo fácil es una forma de soltar espitas por el cabreo que me generan los mandamases de todo esto.

Y otro por cierto: si la enseñanza concertada o la privada no fuera un negocio (y no un servicio) apenas habría colegios de esa índole, ¿no? Mientras estos sociatas de postal siguen manteniendo cuando no multiplicando los favores a sus amiguitos curas y monjas, y como dice Mikelz, cuando toca repartir entre tantos... toca a poco.

ana dijo...

Yo he tenido un hijo en la concertada y otro en la publica a la vez. Tristemente, la pública deja mucho que desear en todos los sentidos.
Sí, es verdad que en la concertada te sangran por todo, pero merece la pena.
En cuanto al comentario de Mikel, creo que deberíamos tener en cuenta que en AsKartza Claret participan en las actividades deportivas casi el 100% del alumnado. En el instituto de mi pueblo no llega a 20 alum@s que participan en los diferentes deportes ofertados y os puedo asegurar que se trabaja por hacer una oferte variada y con muy poco coste económico.
Ah por cierto, mi hijo tuvo que irse de "su" escuela (pública) para escapar del maltrato que sufria por parte de sus compañer@s, y que l@s responsables del centro no fueron capaces de evitar ni resolver. Afortunadamente ahora eso parece que está cambiando, pero para algunos ya ha llegado demasiado tarde.
En mi opinión, a la escuela pública le faltan vocaciones, motivación y sobre todo, muchiiiiiiiiiisima preparación. Aunque es cierto que siempre hay excepciones, nadie me puede negar que esto es asi.
De todas formas, a los buenos y muy buenos profesionales, como el que me ha mandado este artículo, mucho animo para seguir haciéndolo bien, y muchas gracias.

M i K e L dijo...

Sí, Ana, hay experiencias de todo tipo respecto a los modelos de enseñanza y hasta se dan paradojas de tener dos centros de la misma red en el mismo pueblo, ya sean públicos o privados, y la diferencia de calidad es abismal. Sé que generalizar no ayuda a concretar pero la existencia de dos redes es lo que quiero poner en solfa.

Respecto a lo que comentas del compromiso deportivo te diré que tiene mucho que ver el estado de las instalaciones con el éxito de ciertas actividades, y a más cucas, más clientes, seguro. O también al hecho de que puedes tener más tiempo aparcado al peque si lo apuntas a deporte y en vez de venir en bus a las 5 llega a las 7. Sin acritud.

En cuanto a lo del acoso creo que se da en ambas redes y en ambas hay unos protocolos muy serios de actuación, al menos ahora como comentas.

Lo de la preparación que comentas creo que será muy parecida (la ley obliga) pero lo de la vocación es un tema resbaloso porque se podría pedir en demasiados gremios y no se da.

Buenos profesionales??? Es lo mínimo exigible. Gracias por opinar.

Maylan dijo...

Es criticada por mucha gente la financiación de los colegios concertados con dinero público. La realidad es que en estos momentos la escuela pública no podría dar cobijo a todos los alumnos que estudian en la concertada. Por tanto, la única forma de que no coexistieran ambas sería que las concertadas se convirtiesen en públicas, lo que tendría unos enormes costes económicos.

La escuela concertada se convierte en una buena opción para muchas familias, que por una u otra causa, ven reflejada en ella la educación que quieren para sus hijos.
La escuela pública es la elegida por muchas familias que del mismo modo buscan lo más adecuado para los suyos.

¿No inculcamos a los niños la educación para la convivencia?

Demos ejemplo y CONVIVAMOS, sin tener esa necesidad siempre de enfrentar ambas opciones, y querer poner siempre la nuestra por encima de la otra.

M i K e L dijo...

Esa realidad que comentas, Maylan, es una suposición muy extendida y viene a decir, que como es imposible que todo el alumnado de la concertada vaya a los edificios de la pública sin que se publifique toda esa red, y eso no hay gobierno que lo decida, pues vamos a mantener es statu quo. Además hay una segunda razón: la concertada le sale baratísima al estado. Mira, eso me gustaría que me lo demostrara alguien, y a la vez que me explique cómo es posible que sea negocio aún, o sea, alguien tiene que perder en todo esto porque nadie da duros a cuatro pesetas. En Euskadi sucesivos gobiernos conservadores (el PNV es de derechas, no lo olvidemos) le dieron el oro y el moro a la red concertada para que los curas mantuviesen los colegios de toda la vida y debidamente reforzados en la época franquista. Así, en el País Vasco, el porcentaje de enseñanza privada-concertada frente a pública es uno de los más altos de Europa y es el más alto de todas las autonomías españolas. Por algo será!

Respecto a lo que comentas de que las tres redes convivan (pública, concertada y privada) yo te alabo el gusto y te pido que sea igual que en la Sanidad, donde conviven lo público y lo privado, pero el que se quiere saltar las listas de espera, paga y calla. Si quieres educación privada (llámala concertada) págala en su totalidad y que no sea el cobardica del "papá Estado", que no se atrevió a romper el concordato ni a publificar los que hoy se llaman concertados, el que te pague tu "libertad de elección de red". Pídesela también en sanidad para que CONVIVAN ambos modelos. Así a la brava!

El mejor modelo educativo europeo y mundial está en Finlandia, 98% de pública, con los curas y monjas alejados de la educación, pero aquí no hay narices para iniciar una revolución de verdad. Convivir sí, pero hacer el primo NO.

tamerlan dijo...

Por suerte la enseñanza privada existe, sino no existirían escuelas como la de Summerhill o la de Paideia. Sin embargo la opinión que me merecen el 99% de las escuelas privadas no es muy buena por una simple razón: NO son DE TODOS/AS.

No entiendo la existencia de la escuela concertada porque me parece absurdo que una escuela privada (su propietario no es el estado) sea financiado con dinero de todos/as.

La principal razón para mandar a l@s hij@s a la concertada suele ser "el bajo nivel" de la pública. ¿Qué significa eso, que esto es un "sálvese quien pueda"? En ese caso todos sabemos quienes no se salvan: l@s hij@s de quienes menos dinero tienen.
La calidad del profesorado en la pública y en la privada no difiere mucho (he trabajado en ambas, no hablo desde el desconocimiento).
El alumnado en situación de o en riesgo de exclusión social se concentra en la pública, es por ello que más concertada es sinónimo de “más gueto y menos integración”. La educación concertada es clasista, no por “en qué se educa” sino por cómo se conforma.

Considero a la concertada (privada alimentada por dinero público) un flagrante agravio a lo público. La educación pública, la sanidad pública se defienden con uñas y dientes.

Quisiera que la concertada se volviera pública ¿costaría mucho dinero? Es bochornoso que cuando se habla de infraestructuras (superpuerto, TAV, Supersur...) el dinero no importe y cuando se habla de educación sí. ¿Preferimos autopistas a educación pública?

M i K e L dijo...

Tamerlan, se puede escribir en mayúsculas pero no se leería tan claro. Duro y conciso, y en mi opinión, muy acertado. Mila esker!