lunes, 9 de febrero de 2009

Frases memorables de alguien entrañable. Homenaje a Perich

En el país de los ciegos, el tuerto está en la cárcel.

Un optimista es el que cree que todo tiene arreglo. Un pesimista es el que piensa lo mismo, pero sabe que nadie va a intentarlo.

Gracias a la libertad de expresión hoy ya es posible decir que un gobernante es un inútil sin que nos pase nada. Al gobernante tampoco.

La penicilina se descubrió por casualidad, el Napalm no.

Gracias a la guerra uno no sólo puede morir por sus ideales, sino que incluso puede morir por los ideales de otro.

De los alemanes se puede esperar lo peor desde el momento en que para dar las gracias dicen "tanque".

Después de comer es necesario esperar dos horas si queremos bañarnos. Si no queremos bañarnos, hemos de esperar, lógicamente, más tiempo.

Dios hizo el mundo en seis días. Hasta el momento nadie se ha podido explicar a qué venía tanta prisa. Así ha quedado como ha quedado.

Es mucho más fácil reconocer que hace diez años hicimos el imbécil que reconocer que lo hicimos hace diez minutos.

4 comentarios:

javi dijo...

Cria cuervos y tendrás muchos.

Al que a buen arbol se arrima, viene un cabrón de perro y le orina.

Mal de muchos, epidemia.

Al mal tiempo, botas de agua.

No por mucho tempranear amanece mas madruga.

Ojo por ojo, ojo al cuadrado.

Señor, señor, dame paciencia, porque si me das fortaleza, ¡¡ le meto una ostia a mi marido !!

M i K e L dijo...

Me encanta el de los cuervos... y en estos tipos de tanto político suelto, aún más. JOJOJO

Juan Carlos Latxaga dijo...

Muy bueno el último del marido, JA, JA, JA

javi dijo...

Menuda putada le vamos a hacer al Rey.
¡¡ Nos vamos a llevar su copa !!.
Le veo bebiendo a morro.